Mandos de los Mossos d'Esquadra realizarán estancias de intercambio en Francia para mejorar la cooperación trasfronterera con la Gendarmería. Los intercambios también servirán para que los agentes catalanes aprendan francés y los franceses aprendan catalán y castellano.

Así lo establece un compromiso firmado hoy entre ambos cuerpos y la Guardia Civil y que se añade al recién estrenado Centro de Cooperación Policial y Aduanera (CCPD) de Le Perthus (Francia), cerca de La Jonquera (Girona).

Los intercambios también servirán para que los agentes catalanes aprendan francés y los franceses aprendan catalán y castellano
El compromiso, financiado en un 65% por los Fondos Europeos de Desarrollo Regional (Feder) de la Unión Europea (UE), servirá para intercambiar información, principalmente en materias como el crimen organizado, inmigración y tráfico. El convenio será aprobado seguramente por la UE en septiembre y tendrá una vigencia de tres años.


La Conselleria de Interior aportará 35.000 euros, cantidad que servirá para pagar el sueldo de los 12 mandos, cuatro cada año en dos turnos. Según explicó el secretario general de Interior, Joan Boada, el convenio permitirá ampliar la actual cooperación operativa, que se limitaba a controles de tráfico.