Margaret Atwood: clasicismo y denuncia

  • Ha sido galardonada con el Premio Príncipe de Asturias de las Letras.
  • Antes ya fue reconocida con el Booker Prize.
  • Es autora de más de viente obras de ficción y poemarios.
Margaret Atwood, en una foto de archivo (EFE).
Margaret Atwood, en una foto de archivo (EFE).
Efe
La combinación de género "con agudeza e ironía". Eso es lo que ha determinado al jurado a entregar el Premio Príncipe de Asturias 2008 a la escritora Margaret Atwood.

La novelista canadiense, que obtuvo en 2000 el Booker Prize, ha publicado varios poemarios y es autora de más de veinte obras de ficción, entre ellas El cuento de la criada, una crítica feroz a la sociedad totalitaria; El asesino ciego, Ojo de gato y Resurgir, incluida por el crítico Harold Blomm en su libro sobre las mejores obras que forman el canon occidental.

Intimista, irónica, reivindicadora de la lucha de la mujer y de los derechos humanos en general, Atwood colabora intensamente con Amnistía Internacional, desde donde ha defendido los derechos territoriales de los indios Mohawks, y su nombre ha sonado en los últimos años para recibir el premio Nobel de Literatura.

Incondicional de los escritores franceses del XIX, como Flaubert, Zola o Maupassant, los clásicos rusos o Cervantes, Atwood se ha nutrido de ellos para diseccionar las relaciones humanas como si fuera un entomólogo, profesión que ejerció su padre en la Universidad de Toronto, pero aplicando su fina ironía, su humor y grandes dosis de misterio y psicología.

Margaret Atwood, que escribe en inglés y en francés y ha sido traducida a más de treinta idiomas, también ha llevado algunas de sus novelas al cine y al teatro, como La mujer comestible (1969), El cuento de la criada (1985), que también se convirtió en ópera; Alice Grace y El asesino ciego, entre otras.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento