Puskar es de Nepal y lleva diez años dando la vuelta al mundo con tan sólo una bicicleta y una mochila a la espalda. El lunes llegó a Valencia y hoy va rumbo hacia Barcelona. Después visitará el sur de Francia e Italia.

¿Qué pretende conseguir dando la vuelta al mundo?

Que todos lleguemos a conocer la paz. El fin es que desaparezca un mundo de guerra y violencia.

¿En cuántos países ha estado de momento?

En estos diez año me ha dado tiempo de visitar unos 120, pero aún me quedan 20 por ver y explorar.

¿Cómo ha logrado vivir durante este tiempo?

Soy una persona que se conforma con cualquier cosa, no me gusta lo ostentoso, sino todo lo contrario. Si un día tengo que dormir en el suelo o en el bosque, lo hago sin problemas.

¿Ha tenido algún problema en algunos de los países en los que ha estado?

Cuando estuve en el Líbano, nada más pisar el país me dieron 48 horas para abandonarlo. Creo que les molestó que visitara con anterioridad Israel.

¿Ha recibido ayuda de alguien o trabaja para poder viajar por todo el mundo?

La verdad es que hay mucha gente que me ha ayudado, no hablo sólo de dinero, puesto que no le doy mucha importancia, hablo de comida, ropa e incluso de material. Cuando estuve en Nueva Zelanda me robaron la bicicleta y un hombre muy conocido de allí en el mundo del ciclismo me regaló la suya y pude continuar la ruta.

¿Ha pasado miedo?

La única vez que pasé miedo fue cuando estuve en Barbados, allí un hombre intentó matarme con un puñal para robarme mientras estaba durmiendo.

¿Cuántas veces le han robado en estos años?

Un total de diez, en África siete veces seguidas.

¿Cuándo va a finalizar?

Cuando termine de visitar 20 países más. Después haré una bandera con los 150 países y subiré al Everest.

Después de la vuelta al mundo, ¿qué tiene pensado?

Quiero escribir un libro contando las experiencias de mi viaje, y construir una escuela para niños huérfanos. En Nepal hay muchos niños que necesitan ayuda.