Los pescaderos han vuelto a la nave del pescado tras los trabajos de reforma en la misma, que han durado seis meses, según recoge lavozdigital.es. El coste de la reforma asciende a 1,4 millones de euros, costeados por la Junta y por el Ayuntamiento.

La renovada nave luce cubiertas nuevas en el lucernario y celosías de lamas. Además se ha ampliado el espacio interior útil, gracias a la redistribución de puestos, y se ha restaurado la carpintería.

La nave del pescado tiene nuevas ventanas de ojo de buey y se han sustituido los viejos puestos por otros de acero inoxidable. Así mismo, se han hecho trabajos de sustitución de la red de saneamiento.

El desmontaje de la carpa provisional de la calle Esteve -que ha acogido durante los últimos seis meses a los comerciantes del pescado- ha comenzado ya.