José Luis García Zarza
El presidente de la Cámara de Comercio de Salamanca, José Luis García Zarza presenta su dimisión. Lukasz Michalak/ICAL
El presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Salamanca, José Luis Zarza, anunció que abandona su cargo al frente de la institución cameral por "infinidad de cosas o pequeñas cosas" que le "han ido desencantando" respecto a los proyectos que pretendía llevar a cabo y no a "un motivo concreto".

José Luis Zarza fue reelegido en abril del 2006, con el consenso de la totalidad de los miembros plenarios y el mandato concluía en 2010, y lideró entre otras acciones, la campaña de movilizaciones para pedir que se agilizaran los trámites para la conversión en autovía de la N-501, que une Salamanca con Madrid y una campaña a favor del polémico aparcamiento de la plaza de Los Bandos en 2005.

El presidente de la Cámara de Comercio de Salamanca recordó cómo recibió críticas por unas declaraciones en las que ponía en duda los plazos de las autovías y la llegada del Tren de Alta Velocidad y se le pidió que fuera más prudente, ante lo que aseguró que no podía, porque no lo era. Zarza recalcó que se siente e intenta "ser independiente" y cuando decidió poner en marcha la plataforma para impulsar la conversión en autovía de la N-501, que une Salamanca con Madrid mientras gobernaba el Partido Popular, lo hizo porque pensó que era lo mejor para Salamanca y recibió "muchas presiones", apuntó.

Manifestó no estar a gusto en la Cámara y recibir "muchas presiones"
De hecho, informó que presentó su dimisión en seis ocasiones más en los dos últimos años y entonces le hicieron recapacitar, pero ahora aseguró sentir alegría porque se acabe esta etapa, ya que manifestó no estar a gusto en la Cámara. Asimismo dijo que la legislatura anterior "ha sido magnífica", ya que contaban con una deuda de 800.000 euros tras la compra de un edificio, "que no podían quitarse de encima" y al final lo consiguieron iniciando además otros proyectos como el vivero de empresas, concretó, que son proyectos que han hecho que la institución sea "más dinámica y más viva".

Zarza reconoció que "el proyecto que tenía hace seis años se ha cumplido" y por tanto consideró que hay que iniciar una etapa nueva, que en su opinión se debería centrar en crear una oficina de internacionalización en Guijuelo.