"Los secretos estás más seguros con los desconocidos que con los amigos"

  • Miguel Catalán publica su tercer libro sobre el engaño: "Anatomía del secreto".
  • Es doctor en Filosofía y profesor en la Universidad Cardenal Herrera-CEU de Valencia.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALENCIA

Si el único secreto que no se sabe es el no compartido, ¿por qué a veces los revelamos y tratamos de averiguar los de los demás? Miguel Catalán responde en Anatomía del secreto (del Taller de Mario Muchnik), su tercer libro sobre la mentira y el engaño.

¿Por qué tenemos secretos?

Es una autodefensa frente a algo de nuestro carácter, físico o historia familiar que, de saberse, nos desacreditaría.

¿De nuestro físico?

El aspecto tiene tanta importancia hoy que hay gran cantidad de engaño en forma de cirugía estética. ¿Por qué se operan más chicos que chicas de las orejas de soplillo?

Ni idea.

Ellas pueden ocultarlas mejor con el pelo.

Si está en juego ser estigmatizado, ¿por qué hay tentación de contar secretos?

Los contamos a desconocidos e incluso en Internet por descargarnos, son una losa.

Si a uno le pesan, ¿por qué no le van a pesar a aquel a quien se los confiamos?

Porque no le hacen daño.

Entonces, ¿están más seguros con desconocidos?

Sí.

¿Y es posible que puedan airearse con el tiempo?

La homosexualidad se consideraba desacreditable y había gays con doble vida. Hoy, en Occidente, muchos han liberado su secreto como la culminación de una evolución.

Pero a veces siguen siendo objeto de chismorreos...

El cotilleo es la forma en que la mayoría controla a las minorías. Se critica al que se desvía de las normas de la mayoría. El telecotilleo cumple esa función en grandes ciudades donde el anonimato ha relajado el control social.

Al menos el linchamiento es verbal y no físico...

Sí, el chismorreo sustituye al linchamiento en la civilización evolucionada.

Un ex me decía «yo no tengo secretos para ti», ¿mentía?

Sólo alguien muy poderoso capaz de neutralizar la presión social podría no tenerlos. Pienso en Julio César, Carlos V... ¡pero incluso ellos tuvieron hijos secretos!

BIO Valenciano, 50 años. Doctor en Filosofía y profesor en la Cardenal Herrera de Valencia.

Comunidad Valenciana

Mostrar comentarios

Códigos Descuento