Una experiencia casi religiosa

  • La polémica cantante irlandesa Sinéad O'Connor actúa por primera vez en Catalunya.
  • Ofrece un concierto acústico en el que no faltará espiritualidad.
Sinéad O'Connor.
Sinéad O'Connor.
EFE

¿Sinéad O'Connor metida a monja? Esa era la impresión que daba ayer la cantante -con el pañuelo que cubría su peculiar cabellera rapada- en la primera comparecencia de prensa de la controvertida irlandesa en Catalunya.El encuentro se produjo como antesala a su actuación de hoy en el Palau de la Música dentro del IV_Festival Únicas.

La espiritualidad y la religión han marcado la vida de O'Connor desde su nacimiento en un país con un conflicto que dividió a católicos y protestantes. En 1992, la solista rompió una foto del Papa Juan Pablo II en directo en el canal norteamericano NBC. La imagen dio la vuelta al mundo y salpicó duramente su carrera musical, elevada a la cúspide con la balada que le escribió Prince dos años antes, Nothing Compares U2.

Sin arrepentimiento

Para hablar de religión, O'Connor la comparó ayer con ese «padre al que quieres pero que también te hace daño» (ella es madre de cuatro hijos). El recital de esta noche es acústico. Junto a dos guitarristas repasará el contenido de su último disco Theology, inspirado en parte en el drama del 11-S provocado por «un concepto de Dios mal entendido», dijo. En el segundo tramo del concierto repasará temas más antiguos.

«La gente utiliza la teología para hacer la guerra. Por eso me parece importante hacer llegar que el carácter de Dios no es violento», razonaba ayer O'Connor, quien mostraba una imagen más rolliza. Aunque un periodista le preguntó si le avergonzaba haber roto una foto del Papa. Su respuesta fue que «no».

Sant Francesc de Paula, 2. A las 21.30 horas. De 15 a 66 euros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento