Francia bloqueará el acceso a páginas web de contenido pedófilo a los internautas

  • Crearán una 'lista negra' de páginas pedófilas.
  • Los operadores recibirán una indemnización por su colaboración.
  • También podrán comunicar las infracciones detectadas on line.
Un agente de la Policía, revisando una página web de pederastas. (ARCHIVO)
Un agente de la Policía, revisando una página web de pederastas. (ARCHIVO)
ARCHIVO
El Estado francés y los operadores de acceso a internet han llegado a un acuerdo para crear una lista negra de
páginas web pedófilas a las que los internautas franceses
no podrán acceder, según anunció este martes la ministra gala del Interior, Michèle Alliot-Marie, durante la apertura de un Taller de lucha contra la criminalidad en la red.

Según el acuerdo alcanzado, será el Estado quien asuma la responsabilidad de informar a los proveedores de acceso a internet del contenido pedopornográfico a través de una plataforma de descripción gestionada por la Oficina central de lucha contra la criminalidad vinculada a las tecnologías de la información y la comunicación.

Todos los proveedores de acceso a internet incorporarán esta lista negra para poder bloquear su entrada en las mismas de tal forma que no se podrá acceder a ellas desde Francia. A los proveedores corresponderá decidir el método que emplearán desde el puntos de vista técnico para bloquear el sitio en cuestión y evitar que reaparezca en otro dominio.

A cambio de esta colaboración, los operadores recibirán una indemnización cuyo montante está por determinar. La medida se incluirá en la futura Ley de orientación y programación de seguridad interior que Alliot-Marie presentará en otoño. La tarea que queda ahora pendiente es establecer una lista eficaz porque muchas veces los contenidos pedófilos se esconden bajo diversos formatos.

En toda Europa

El teniente coronel Régis Fohrer, encargado de la misión de seguridad económica y nueva criminalidad, aseguró a Le Figaro que esta medida puede ser eficaz y debería extenderse a nivel europeo. Dispositivos similares existen ya en varios países europeos como Reino Unido o Noruega.

De manera más general, el Gobierno galo quiere que los proveedores de internet suscriban una Carta que bajo la rúbrica de confianza en línea establezca una serie de obligaciones para el conjunto de los actores técnicos de la web. Además del bloqueo de los sitios pedófilos, los signatarios de la misma podrían comprometerse igualmente a comunicar las infracciones detectadas on line de manera automatizada y a conservar durante más tiempo el rastro de los internautas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento