Alameda de Hércules
Alameda de Hércules ARCHIVO

La Alameda de Hércules es en estos momentos el único lugar de Sevilla donde se permite el botellón o, al menos, eso parece.

La Policía Local tiene «orden» de no acudir los fines de semana a esta zona hasta las 4 h, aunque reciba llamadas de residentes, según denuncia Manuel Bustelo, del Sindicato Profesional de Policías Municipales de España (SPPME ) a 20minutos.es.

Todos los fines de semana «se montan los operativos nocturnos» que velan por el cumplimiento de la ley andaluza contra el botellón (se aprobó el 11 de noviembre de 2006 ). Actúan en distintos puntos de la ciudad como Los Remedios o Viapol, pero «la Alameda se mira de otra forma», señalan fuentes policiales.

«Trato de favor»

Muchos agentes no entienden «este trato de favor» y se preguntan «por qué se actúa en otras zonas y no se hace lo mismo aquí», añaden las mismas fuentes.

El Ayuntamiento afirma que «no hay dejación de funciones» y que no se hacen «excepciones»

Los vecinos corroboran estas declaraciones:«La Policía no entra en la Alameda y si lo hace es para cerrar algún bar porque se ha pasado de hora», dice Pilar Solís, su portavoz.

La historia se repite. En julio de 2007, 20minutos.es denunció que la Policía tenía orden de no impedir el consumo de alcohol en la vía pública. Los vecinos llevaron el caso a la Fiscalía «pero no sirvió», recuerda Bustelo. Por eso, pregunta «qué se puede hacer ante un caso así».

La Plataforma por el Derecho al Descanso prepara acciones legales contra el Ayuntamiento por los «rebrotes» del botellón. Quieren que se cumpla la ley.

La Delegación de Convivencia y Seguridad afirma que «no hay dejación de funciones», que no se hacen «excepciones» y que los servicios «se montan a distintas horas, en función de criterios policiales».

Alrededor del centro cívico

El viernes 400 jóvenes bebieron sus lotes (una botella de alcohol, refresco, vasos e hielo) frente al centro cívico Las Sirenas, el punto neurálgico del botellón en esta plaza. El sábado pasó lo mismo.

La Plataforma por el Derecho al Descanso prepara acciones legales contra el Ayuntamiento

«Comienza a las 22 h», dice Pilar Solís, y sigue toda la madrugada.

Los vecinos pedirán una reunión con Nieves Hernández, concejal de Seguridad y Convivencia del Ayuntamiento. «Según la respuesta» decidirán que hacen, pero ya piensan en protestas.

Y mientras, el botellódromo de la Cartuja no llegará hasta octubre.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE SEVILLA