Reloj encontrado
Teddy Bacon recuperó su reloj cuando ya lo daba por perdido. (Foto: Bruce Adams / Daily Mail) DAILY MAIL

La última vez que Teddy Bacon vio su carísimo reloj de oro, éste se estaba hundiendo en el puerto de Gibraltar, en el año 1941, informa Daily Mail.

El reloj se había deslizado de su muñeca mientras estaba en su barco. Tras los intentos fallidos de dos buceadores por recuperar el tesoro, Bacon abandonó la idea de volver a verlo.

67 años después el reloj apareció en el felpudo de su casa

Pero 67 años después el reloj apareció en el felpudo de su casa y aún funcionaba. Envuelto con una bolsa de papel, no aparentaba haber pasado varias décadas en el fondo del mar.

El reloj había sido descubierto por los trabajadores que dragaron el puerto en 2007, quienes lo recogieron junto a otros escombros.

Un largo viaje

Uno de los jefes del puerto dejó escrita en 1941 una descripción del reloj con su situación aproximada, por lo que los trabajadores supieron a quién pertenecía y lo enviaron por correo a la dirección que Bacon había dejado apuntada hacía años en un trozo de papel.

Tras pasar por todas las casas en las que Bacon había vivido, el paquete finalmente llegó al felpudo de su casa en Tarvin, Cheshire (Inglaterra).