Ordenanza del Ayuntamiento para "reprimir las conductas antisociales"

  • El Ayuntamiento pretende "reprimir las conductas antisociales, reparar los daños causados y proteger los bienes públicos y privados frente a las agresiones".
  • Hasta 750 euros por subirse a un árbol.
  • La ordenanza considera, dentro de las "infracciones muy graves", el "impedir el tránsito de personas por las aceras".
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE SALAMANCA
Ciclistas en el Día de la Bicicleta.
Ciclistas en el Día de la Bicicleta.
ARCHIVO
El Ayuntamiento de Salamanca aprobará este mes de junio una
ordenanza contra el vandalismo para "reprimir las conductas antisociales, reparar los daños causados y proteger los bienes públicos y privados frente a las agresiones".

Así lo anunció el concejal de Protección y Seguridad Ciudadana, Francisco Albarrán, quien precisó que esta ordenanza municipal sobre 'Protección de la convivencia ciudadana y prevención de actuaciones antisociales' ya está en su última fase de tramitación y confía en aprobarla con el consenso de los dos grupos con representación municipal en el Ayuntamiento.

Albarrán explicó que con este instrumento sancionador el objetivo es "paliar actitudes irresponsables e incívicas que suponen unos gastos de reparación cada vez más importantes y que son sufragados por todos los ciudadanos al restar recursos municipales para otras finalidades".

Las infracciones se tipificarán como leves, graves y muy graves pudiendo ser sancionadas con multa de hasta tres mil euros, según indicó el edil responsable de Protección y Seguridad Ciudadana.

Se considerarán infracciones leves --hasta 750 euros de multa-- hasta 16 supuestos. Se incluyen desde colocar elementos de publicidad sin autorización municipal, subirse a árboles y arbustos, hacer inscripciones o cualquier otra actuación que ensucie y degrade papeleras y contenedores, no recoger los excrementos sólidos que los animales depositen en la vía pública, utilizar el mobiliario urbano para fines distintos a los destinados hasta verter desde un vehículo cualquier elemento sólido o líquido.

Por otro lado, unos 20 supuestos podrán ser considerados infracciones graves --multas de hasta 1.500 euros--, que son realizar cualquier rotura, vertido, desplazamientos o manipulación que ensucie, degrade, impida su utilización o menoscabe los bienes en el ámbito de aplicación de la ordenanza, efectuar cualquier pintada, inscripción o grafismo en calzadas, aceras, muros y fachadas, colocar carteles, murales, vallas, rótulos u otras forma de publicidad y propaganda sin autorización municipal, arrojar a la vía pública murales, valles o rótulos, repartir, esparcir o tirar toda clase de folletos y octavillas en la vía pública, romper o deteriorar los árboles, y arrojar y depositar residuos en las vías públicas.

Por último, las infracciones muy graves --hasta 3.000 euros de multa-- serán, por ejemplo, talar o arrancar los árboles en la vía pública, parques y jardines, arrojar o depositar residuos, escombros, desperdicios y cualquier tipo de basuras en la red de alcantarillado, impedir o dificultar de forma deliberada el normal tránsito de personas o vehículos por las aceras, paseos y calzadas, e impedir u obstaculizar el normal funcionamiento de los servicios públicos.

La imposición de cualquier sanción será compatible con la exigencia a los infractores o a sus representantes legales de reponer la situación alterada a su estado originario, cuando resulte posible, y la obligación de indemnizar los daños causados, indicó Albarrán.

Asimismo, si las alteraciones se producen en bienes de titularidad municipal, el Ayuntamiento procederá a su tasación por los servicios técnicos competentes, importe que será comunicado a los infractores.

Francisco Albarrán insistió en que con la nueva ordenanza "se intenta paliar actitudes irresponsables de individuos y colectivos minoritarios que alteran la convivencia con el resto de ciudadanos".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento