El ex vicepresidente del Valencia Vicente Soriano declara la guerra a Juan Soler

  • Fuerza la convocatoria de una junta general extraordinaria de accionistas por la situación económica y deportiva del Valencia.
  • La maniobra se produce tras la negativa del máximo accionista a desprenderse de sus títulos.
  • El club de Mestalla cierra una temporada marcada por la destitución de dos entrenadores, la renuncia del presidente, castigos a jugadores y celebraciones a medio gas.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALENCIA
Juan Soler, momentos antes de la rueda de prensa. (Efe)
Juan Soler, momentos antes de la rueda de prensa. (Efe)

Guerra abierta en el Valencia CF también en el terreno social. Vicente Soriano, segundo máximo accionista del Valencia, ha forzado, con el número de títulos que posee, la convocatoria de una junta general extraordinaria de accionistas del club, con la intención de conocer el estado actual económico de la sociedad, según ha asegurado el que fuera ex vicepresidente de la entidad.

El pasado mes de diciembre un grupo de accionistas abrió en una notaría de Valencia un acta con el propósito de que se adhirieran accionistas del club hasta alcanzar el 5 por ciento de los títulos exigidos para la celebración de una junta general extraordinaria. Las más de 17.000 acciones que hoy ha aportado Soriano permiten superar las 9.612 que son necesarias para alcanzar dicho porcentaje para reclamar la convocatoria.

Soriano, que dimitió como consejero del club en junio del pasado año por discrepancias con la gestión del entonces presidente Juan Soler, ha explicado, a la salida de la notaría, los motivos de la adhesión a esta petición de junta. "Mi obligación como accionista es conocer la situación económica de la sociedad y el objetivo no va más allá de ese. Me preocupan mucho las cuentas del club por los datos publicados y, más aún, por los que yo manejo. Después, veremos si la junta tiene consecuencias", ha manifestado el segundo máximo accionista.

La situación financiera es mucho peor de lo que pensaba
El ex consejero ha negado que tenga intención de
comprar las acciones a Juan Soler, máximo accionista del Valencia, y ha expresado su creencia de que el máximo accionista no va a vender su paquete accionarial, pese a que el propio Soriano considera
conveniente que lo haga. La medida se produce el mismo día en que se ha ratificado la
dimisión de su sucesor, Rafael Salom, como vicepresidente deportivo de la entidad de Mestalla. Todo ello, según informa
Alfonso Gil en una crónica de la agencia EFE, en una temporada marcada por la
destitución de dos entrenadores, la
renuncia a la presidencia del máximo accionista del club, el
castigo de no jugar para Albeada Cañizares y Angulo, y las
tibias celebraciones de la Copa del Rey.

CONSULTA AQUÍ MÁS
Mostrar comentarios

Códigos Descuento