Borracho y con el carné retirado.
Punto de la SE-30 donde ha sido detenido al conductor de un bus con 19 participantes en una despedida de soltero que circulaba ebrio. EFE

Un conductor de autobús de 45 años ha dado positivo este sábado en un control de alcoholemia en Sevilla mientras realizaba un servicio durante una despedida de soltero para la que fue contratado. Además, durante la prueba los agentes de la Guardia Civil comprobaron que tenía el permiso de conducción retirado.

El conductor del bus realizaba un servicio para una despedida de soltero y ha ingresado en prisión

Los hechos ocurrieron a las 4.30 horas en la SE-30, a la altura de Tablada y el campo de la Feria, cuando en un control de alcoholemia se le dio el alto al conductor de un autobús que realizaba un servicio discrecional para una despedida de soltero, y en el que viajaban 19 pasajeros además de él.

En la primera prueba, el hombre, F.M.S.O., dio una tasa de 0,70 gramos por litro espirado, mientras que en la segunda la tasa subió hasta 0,73, por lo que fue detenido y llevado a dependencias de la Guardia Civil y posteriormente ha ingresado hoy en prisión por orden judicial.

Sin carné, sin seguro, borracho y sin luces

Los Mossos d'Esquadra detuvieron el jueves por la noche a un hombre, Rachid H., de origen argelino, en Vielha (Lleida) por circular bajo los efectos del alcohol (0,60 mg por litro de aire) y no tener ni permiso de conducir ni seguro obligatorio del vehículo.

Circulaba de noche sin luces e hizo un giro en un lugar prohibido, según informó la Policía autonómica.

Roba una furgoneta y choca con la Guardia Civil

Por otra parte, la Guardia Civil de Mora de Rubielos (Teruel) han detenido hoy a un joven de 26 años, vecino de Teruel, Mohamed S., tras robar éste una furgoneta en la capital turolense, darse a la fuga y embestir a un coche de la Guardia Civil en Viver (Castellón), cuando circulaba por la A-23. El joven carecía de carné de conducir.

La Benemérita le dio el alto sin conseguir que éste parase.
Mohamed S. robó una furgoneta Seat Inca de un taller de neumáticos de Teruel. La Benemérita lo calizó el vehículo en el km 83 de la A-23 en dirección a Valencia y le dio el alto sin conseguir que éste parase.

Poco después, en el kilómetro 47 de la misma autovía, a la altura del municipio de Viver (Castellón), el joven embistió al coche de la patrulla de Mora de Rubielos, que estaba haciendo un control.

 Heridos leves

A consecuencia del choque, tanto el coche oficial como la furgoneta robada han sufrido importantes daños materiales y el joven se ha dado a la fuga a pie hasta que ha sido detenido. La colisión ha causado heridas leves tanto a Mohamed S. como a dos agentes de la Guardia Civil.

Al detenido se le acusa de un delito de hurto y otros dos contra la seguridad del tráfico por carecer de carné y conducción temeraria.