El alcalde de Torre Pacheco, Daniel García Madrid (PP), hizo hoy pública su decisión de seguir al frente del Ayuntamiento después de reflexionarlo tras su salida de la cárcel de Sangonera, donde estuvo durante un mes en situación de prisión preventiva por su presunta implicación en una trama de corrupción urbanística.

García, que hizo este anuncio durante una rueda de prensa en el Salón de Plenos del Consistorio, señaló que se trata de una decisión muy meditada que obedece, "por este orden, al apoyo de mi familia, del pueblo y del partido", el PP.

Según explicó, durante su tiempo en prisión se le pasaron "muchas cosas por la cabeza", entre ellas dejar la alcaldía, aunque tras comprobar las muestras de apoyo por parte del municipio, pensó que se trataba de "una cuestión de responsabilidad" y concluyó que era su obligación seguir trabajando "para y por los vecinos".

"Es el momento de trabajar, vivir el presente y mirar el futuro", señaló, "pero también de echar la vista atrás y pensar que el día 29 de abril la plaza del pueblo estaba abarrotada de vecinos dándome todo su apoyo".

Admitió que la causa que provocó el auto de prisión preventiva contra él desde el 3 de abril guarda relación con una permuta de terrenos.

Así, reafirmó su inocencia al afirmar que "la interpretación es clara: el alcalde de Torre Pacheco no ha cometido ninguna irregularidad penal", para después añadir que "ni siquiera la medida cautelar de prisión preventiva anula la presunción de inocencia".

Asimismo, recordó que la actividad del Ayuntamiento "no se ha interrumpido durante mi ausencia", y que, de hecho, incluso se han aprobado los presupuestos para este año.

Por otra parte, Daniel García fue preguntado por el arquitecto municipal Ramón Cabrera, que también permaneció en prisión preventiva durante un mes, señalando al respecto que Cabrera "se encuentra de baja médica, y cuando esté en condiciones físicas de hacerlo, volverá", si bien admitió que se ha tratado de una "situación límite de la que cuesta trabajo recuperarse".