Supermodelo 2008
Emmanuel Rouzic, Marie-Ange Schmitt-Lebreton, Fiona Ferrer Leoni y Josie. ARCHIVO
El trasatlántico de Supermodelo ha arribado a Civitavecchia (Roma) dispuesto a vivir una jornada inolvidable. El último día de casting ha desvelado quienes son los dieciséis aspirantes que, según los profesores, merecen entrar el 19 de mayo en el Centro de Formación de Supermodelo 2008.

Pero antes, Josie ha realizado su última visita a los camarotes para conocer de primera mano cómo viven los aspirantes las últimas horas antes de conocer quiénes serán los afortunados que van a entrar. Los profesores han remarcado que no sólo se busca una cara bonita sino más cualidades.

El programa acaba de comenzar y tendrán que trabajar muy duro 

En el ambiente se palpan muchos nervios, sobre todo, entre los aspirantes que no han sido seleccionados todavía para entrar en el Centro de Formación. Los chicos se mojan y desvelan sus quinielas.

El proceso de selección no podía terminar sin una sorpresa. Se ha producido el retorno inesperado de Olivier, el aspirante que se tuvo que marchar del barco, a raíz de un accidente, para que le curasen. Los profesores han decidido que deber entrar en la tercera edición del programa.

Llega el momento de verdad y se produce la expulsión decisiva que dejará sólo a los dieciséis concursantes que estarán en Supermodelo 2008.

No todo el mundo reacciona igual y algunos no se han sorprendido cuando les han dado la buena nueva ya que tenían claro que por "sus cualidades físicas" merecían entrar en el programa. La elección de Amparo como una de las ocho aspirantes de Supermodelo no ha gustado mucho entre la mayoría de los concursantes que la consideran "el patito feo" del programa.