El ministerio público pide 20 años de cárcel para Vasile Tudose, ciudadano rumano de 22 años, por un delito de asesinato contra el párroco de la Iglesia Santa Marina de las Aguas Santas, T.P.E., de la localidad de Villafranca de Córdoba, después de golpearle en repetidas ocasiones en la cabeza con un radiador tras una discusión que mantuvieron.

Según la calificación provisional del fiscal, la víctima, de 75 años, era conocido en el pueblo por su dedicación a las personas más necesitadas y en especial a los inmigrantes.

El acusado venía trabajando para él en labores de albañilería
Desde que el encartado lo conoció,
venía trabajando para él realizando principalmente labores de albañilería, conviviendo en los dos últimos años en periodos intermitentes en el domicilio del sacerdote.

El fiscal apunta en el escrito que era tal la confianza que la víctima tenía con el acusado, que le prestaba con asiduidad su vehículo e incluso en ocasiones lo había llevado con él a almorzar a casa de un vecino, donde normalmente comía el párroco.

Así, el 15 de julio de 2007, el párroco prestó su coche al encartado para que pudera ir a la piscina de la localidad, regresando al domicilio del fallecido por la tarde. Por la noche, sobre las 23.00 horas, el cura fue al domicilio de un vecino para pedirle que le hiciera un bocadillo para que Vasile pudiera cenar, regresando de nuevo a la casa con la comida, esperándole en su interior el inculpado.

CONSULTA MÁS NOTICIAS DE CÓRDOBA