Botella (centro), en su visita al Hospital Reina Sofía por el Día Mundial de la Salud Mental
Botella (centro), en su visita al Hospital Reina Sofía por el Día Mundial de la Salud Mental JUNTA DE ANDALUCÍA

Según ha indicado la Junta de Andalucía en una nota, desde el hospital cordobés se están desarrollando diferentes iniciativas encaminadas a la promoción de la salud mental y la prevención del suicidio, enmarcadas en el Plan Integral de Salud Mental de Andalucía.

La delegada de Salud y Familias de la Junta en Córdoba, María Jesús Botella, ha visitado, con motivo del Día Mundial de la Salud Mental que se conmemora este jueves, la mesa informativa que la Asociación de Allegados y Personas con Enfermedad Mental de Córdoba (Asaenec) ha instalado en el edificio de Consultas Externas del hospital. Botella ha estado acompañada por el presidente de Asaenec, Antonio Garrido, y miembros del equipo directivo del hospital.

La delegada ha destacado "la importancia de la puesta en marcha de iniciativas que hagan frente a este problema de salud, ya que el componente psiquiátrico de esta conducta tiene cada vez más peso en su explicación, aunque no solo, pues a menudo concurren circunstancias que lo agravan o lo dejan desprotegido, por lo que, además del impulso de medidas desde el sistema sanitario, tenemos que incidir en la implicación del resto de actores sociales influyentes".

En esta línea, ha puesto en valor el trabajo realizado por los profesionales de la Unidad de Salud Mental, "que persiguen ofrecer una atención más ágil, personalizada y fomentar la continuidad asistencial del paciente", ha dicho. Además, se establece un programa formativo para todas las especialidades implicadas, a fin de mantener activo un programa de entrenamiento y reciclaje del personal.

Concretamente, la Unidad de Salud Mental del hospital ha creado un grupo de trabajo a fin de abordar su prevención a través de la elaboración de un documento que recoge las pautas de actuación y recomendaciones a incorporar en la práctica clínica. La primera acción ha sido la elaboración de un grupo de estudio para la detección, prevención e intervención en la conducta suicida, que ha permitido identificar los principales factores y situaciones de riesgo.

Así, se establece la distribución de la población de riesgo en base a la edad, problemas clínicos y factores sociales (enfermedad mental o enfermedad somática) y medioambientales (soledad, desempleo, migración, estrés, método). El documento describe cada una de estas situaciones y plantea una serie de recomendaciones para los profesionales de Atención Primaria, Urgencias o para pacientes en seguimiento por el servicio de Salud Mental.

OTRAS MEDIDAS

Otra de las medidas que se han puesto en marcha gracias al trabajo de este grupo ha sido la creación de un circuito de derivación entre los diferentes niveles asistenciales. Además, se ha establecido un censo de pacientes identificados con riesgo autolítico, a fin de garantizar su seguimiento, la coordinación y cohesión de su atención.

Dentro del servicio de Salud Mental se ha creado la figura del gestor de casos que planifica la asistencia contando con toda la información de cada uno de los pacientes identificado en cualquiera de los niveles asistenciales.

Los profesionales de la Unidad de Salud Mental del hospital atendieron durante el pasado año a unas 172 personas en Hospital de Día, realizando más de 28.000 intervenciones terapéuticas. Este recurso comenzó a funcionar a finales de 2005 y ofrece una amplia variedad de programas intensivos dirigidos principalmente a los enfermos agudos con patología activa al objeto de disminuir el número de ingresos hospitalarios.

81.000 CONSULTAS

Por otro lado, la actividad de consultas de las Unidades de Gestión Clínica de Salud Mental de Córdoba del año 2018 muestra que cerca de 17.000 personas fueron atendidas, generando más de 81.000 consultas (primeras consultas, seguimiento, psicoterapias, visitas a domicilio, exploraciones de evaluación, entre otras).

La Unidad de Gestión Clínica cuenta con otro dispositivo, la comunidad terapéutica, que asiste en hospitalización de media-larga estancia y en programa de día, casos de prolongada psicopatología grave activa, que requiere intervenciones intensivas para la estabilización de síntomas y reincorporación a entornos socio-familiares.

Durante el pasado año, los profesionales del Hospital Reina Sofía de Córdoba atendieron a 28 personas que necesitaron hospitalización en comunidad terapéutica, donde también se atendieron a otras 50 personas en su programa de día.

ATENCIÓN A MENORES

Por otro lado, la Unidad de Salud Mental Infanto-Juvenil (USMIJ), ubicada en el Hospital Los Morales, atiende a pacientes de 0 a 18 años con trastornos de la conducta alimentaria, niños con autismo y otras complicaciones generalizadas del desarrollo, pacientes con déficit de atención, hiperactividad y problemas de conducta, en los casos que por su especial complejidad así lo requieran. Durante el pasado año, el hospital atendió en esta unidad a más de 2.000 jóvenes, registrando unas 11.000 intervenciones y cerca de 9.000 consultas.

Para atender toda esta demanda, la unidad cuenta con 190 profesionales (psiquiatras, psicólogos, trabajadores sociales, enfermeros, celadores), dirigidos por la psiquiatra Carmen Prada. Esta unidad constituye el nivel especializado para la atención de las necesidades de la población de referencia en materia de salud mental, con una amplia cartera de servicios que comprende asistencia clínica, prevención y promoción de la salud.

Además, trabajan coordinadamente con resto de niveles de la asistencia sanitaria como Atención Primaria, hospitalaria de otras especialidades y colaboran con otros estamentos sociales (Educación, Servicios Sociales, Judiciales, Asociaciones de familiares y usuarios, entre otras).

Consulta aquí más noticias de Córdoba.