La persecución de un gato a un ratón provocó ayer un apagón que duró 72 horas en varios barrios de la capital albanesa, Tirana.

Según relató un portavoz de la central eléctrica, "los animales se metieron entre los cables de alta tensión". El trabajador, que mostró fotografías de los animales electrocutados, afirmo: "Hemos tomado fotos porque es la primera vez que sucede algo así".

Los habitantes de Tirana se quejan amargamente de los frecuentes cortes de luz que sufren determinadas zonas de la cuidad. La mayoría de los hogares y comercios de la ciudad cuentan con generadores de petróleo para salir del paso durante los apagones.