Uno de los elementos que forman parte del mayo cordobés son las rejas y los balcones. Son los hermanos pequeños de los tradicionales patios, que sin duda han crecido con los años.

Cada edición son más los propietarios los que no dudan en decorar las rejas de las ventanas de sus casas con los elementos florales. Este año hay 30 participantes en esta modalidad, divididos en los barrios de San Lorenzo, San Agustín, San Andrés, Corredera, Mezquita y el Alcázar Viejo.

Visitar estos elementos de decoración puede ser una gran alternativa a la masificación de los patios, puesto que estos adornos se pueden disfrutar desde la propia calle. Este año la ganadora ha sido la reja de Julio Romero de Torres, 9, en el Centro.

Visitar estos elementos de decoración puede ser una gran alternativa a los patios
Los propietarios de las rejas se afanan en poco espacio en potenciar la grandiosidad de las estructuras de la vivienda y en muchos casos las gitanillas invaden parte de la fachada de las casas, y es que los propietarios condensan su sabiduría para revestir sus casas. Algunas rejas La reja de la calle de Maese Luis, 22 es muy peculiar.

Algunas rejas

Sus dueños también compiten en la sección de patios y es que la buena mano verde hace que sus fachadas se vistan con gitanillas de la variedad antigua en color rosa, que en su momento de esplendor parecen tapices colgados de sus barandillas.

Otra de las rejas, que no hay que perderse, es la de San Basilio, 17. Esta casa cuenta con cinco balcones pequeños, que son ejemplo de dedicación a los demás y del saber mantener vivas las costumbres con las mejores señas de identidad. La propietaria de esta casa que además posee patio, todos los años monta un espectaculo audiovisual proyectado sobre la propia fachada para dar a conocer las excelencias de la tierra.

Albertucho enseña su herida musical

Un concierto alocado

Cuando la luz es objeto

Feria y escaparata de los olivares

CONSULTA MÁS NOTICIAS DE CÓRDOBA