Algo más que espectáculo

  • La 61 edición del Festival de Cannes promete ser la más comprometida con los problemas del mundo actual.
  • 'Blindness', de Fernando Meirelles, abrió el certamen.
Sean Penn, en el Festival de Cannes. (Jean-Paul Pelissier / Reuters).
Sean Penn, en el Festival de Cannes. (Jean-Paul Pelissier / Reuters).
Jean-Paul Pelissier / Reuters

"Cualquiera que sea nuestra decisión para la Palma de Oro, tenemos todos una misma idea: debemos estar seguros de que el cineasta que hizo ese filme era consciente de la situación, de la época del mundo en que vive". Así de tajante se mostró ayer el presidente del jurado, Sean Penn, horas antes de que comenzara la 61 edición del Festival de Cine de Cannes (Francia).

Los políticos están ahí para promover la calidad de la vida de la gente

Con un discurso en el que el compromiso social y la obligación de los políticos de asegurar el bienestar de la ciudadanía fueron temas recurrentes, la idea que transmitió Penn fue clara: el mundo no debe olvidar que los políticos "están ahí para promover la calidad de la vida de la gente", y si un filme expresa esta idea de la vida, "ésa es la política que nos interesa".

Un ejemplo de que la política no quedará fuera de los flashes, las alfombras rojas y el paseo continuo de estrellas, es una gran fotografía de la ex candidata a la presidencia colombiana Ingrid Betancourt, secuestrada por las FARC hace seis años, que se ha instalado en la fachada principal del Palacio de Festivales.

En situación extrema

Lo que tampoco parece casual es que la película elegida para abrir Cannes haya sido Blindness, del brasileño Fernando Meirelles. Basada en la novela Ensayo sobre la ceguera, de José Saramago, muestra hasta dónde es capaz de llegar el ser humano en una situación extrema. La historia toma como punto de partida una epidemia que hace que la gente se quede ciega de un día para otro.

El punto menos serio de la jornada de ayer lo puso un grupo de osos panda bailando en el paseo marítimo, que anunciaban el estreno hoy de la película de animación Kung Fu Panda. No muy lejos, aspirantes a modelos se dejaban fotografiar frente al mar mientras Spiderman simulaba escalar edificios y un hombre realizaba un buda de arena en la playa.

McQueen, Saura y Jarmusch

El festival ofrece hoy Leonera, de Pablo Trapero, y Valse con Bashir, de Ari Folman, ambas compitiendo por la Palma de Oro. El humor lo pondrán los osos de Kung Fu Panda, de M. Osborne y J. Stevenson. En la sala Debussy se proyectará Hunger, de Steve McQueen. También habrá clásicos, como Peppermint Frappé, de Carlos Saura, y Stranger than paradise, de Jim Jarmusch.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento