El miedo y la inseguridad por los sintecho crispan la convivencia vecinal en la Macarena

  • Vecinos y comerciantes exigen al Ayuntamiento que redistribuya las centros de acogida y más patrullas policiales.
  • El Consistorio defiende su trabajo y prevé que en los próximos meses puedan tomar forma las primeras medidas.
Dos personas sin hogar sentados en los jardines del Parlamento de Andalucía.
Dos personas sin hogar sentados en los jardines del Parlamento de Andalucía.
FERNANDO RUSO

"No se puede vivir aquí, da miedo". Lo afirma Macarena Díaz, presidenta de la Asociación de Vecinos Macarena, después de que en los últimos días los vecinos de este barrio sevillano hayan difundido vídeos de personas sin hogar manteniendo relaciones sexuales y haciendo sus necesidades en la calle a plena luz del día. La situación no es nueva, pero tanto los residentes como los comerciantes de la zona aseguran a 20minutos que el problema se ha agravado en el último año.

El origen de lo que pasa en el barrio hay que buscarlo en los numerosos centros de acogida para los sintecho que se concentran en la zona: el albergue municipal, en la calle Perafán de Rivera, donde también se ubica el Centro de Orientación e Intervención Social municipal (COIS), que atiende a quienes quieren entrar en el sistema de recursos municipales; el centro Miguel de Mañara, en la misma calle que el anterior; el centro de noche de alta tolerancia del Hogar Virgen de los Reyes, en la calle Fray Isidoro; el centro de noche de baja exigencia, en la calle Doctor Fedriani; y el centro del paseo Juan Carlos I.

El problema, apuntan los vecinos, radica sobre todo en las personas que se quedan fuera de estos centros por falta de plazas y deambulan y duermen en la calle, razón por la que reclaman al Ayuntamiento que "redistribuya" los centros y los reparta por otros distritos.

"Estamos mucho peor que hace un año", explica Macarena, que afirma que incluso la han llegado a "amenazar", a ella y a otros vecinos. Lamenta también la oleada de robos, tanto en comercios como en la calle, que se sufre en el barrio, "con hasta 20 denuncias interpuestas este verano".

Y asegura que la limpieza en la zona es "nefasta", con basura por la calle a causa de la "rebusca" en los contenedores, que provoca un "hedor insoportable". La Policía, continúa la representante vecinal, "no hace nada cuando viene" porque, según los agentes, "los que están bebiendo en la calle no hacen botellona al ser solo dos personas". Pero, puntualiza Díaz, "tienen 30 botellas de alcohol alrededor".

Tampoco el turismo quiere saber nada de la zona. "Vienen hasta la Basílica y nosotros mismos les decimos que no entren", afirma Macarena, que está convencida de que "el Ayuntamiento es el que está degradando el barrio y convirtiéndolo en un gueto".

Cierre de negocios

En la misma línea se pronuncia Raquel Prieto, presidenta de la Asociación de Comerciantes y Pymes de Capuchinos y vocal de la Asociación de Comerciantes y Pymes Macarena, que asegura que "la situación es insostenible, cada vez más". En lo que al comercio se refiere, afirma que "en el último año se nota más el cierre de negocios y los que abren duran solo tres o cuatro meses". Han pedido por activa y por pasiva "distribuir los centros por otros barrios, patrullas nocturnas, más policía de barrio y sanciones", pero "no se ven mejoras". La situación "genera miedo" porque, asevera, se produce "a diario, continuamente". Personas "haciendo sus necesidades, teniendo sexo o peleándose entre ellos, normalmente ebrios".

El Ayuntamiento de Sevilla, por su parte, asegura a este periódico que "lleva trabajando tiempo en la situación del barrio y en evitar este tipo de hechos". Pero entiende que "no es un problema generalizado ni se puede señalar al colectivo de personas sin hogar".

El Consistorio "sigue trabajando con seriedad en una reorganización de recursos que se prevé que pueda tomar forma con las primeras medidas en los próximos meses". Hasta entonces, seguirán trabajando "en un dispositivo conjunto con la Policía, el Distrito, Lipasam y los servicios sociales". Un sistema, explican, que se inició en el anterior mandato y con el que "se ha logrado avances".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento