Un hombre murió al caerse del balcón de su hotel durante una competición de escupitajos con un amigo, según informa el periódico suizo Blick.

Tomó carrerilla desde el interior de la habitación de su hotel para escupir más lejos
El diario asegura que el varón, de 29 años, tomó carrerilla desde el interior de su habitación para escupir más lejos, pero perdió el equilibrio y se precipitó a la calle desde una altura de 6,4 metros.

El hombre, que murió en el hospital, sugirió el concurso cuando, junto con dos amigos, volvía de madrugada de la discoteca de su hotel en Cadempino, en el cantón suizo de Ticino.

Uno de sus amigos se fue a dormir, pero los otros dos decidieron ver quién escupía más lejos desde el balcón de la habitación.