ARCHIVO
El método de ahorro de Harv Eker destina la mitad del sueldo en necesidades básicas y reserva un 10% para la formación. ARCHIVO

Bloquear una parte del sueldo, reducir las salidas y actividades de ocio, comprar menos… existen muchas estrategias para conseguir llegar a fin de mes de manera holgada, pero algunas suelen ser complejas. Por eso, uno de los métodos que mejor funcionan por su sencillez y adaptabilidad a todos los bolsillos es el método de ahorro de Harv Eker.

Harv Eker es un escritor, orador motivacional y empresario canadiense que obtuvo renombre por su libro Los secretos de la mente millonaria (Sirio, 2005), donde expone sus teorías sobre la motivación y la búsqueda de la riqueza económica. Eker se trasladó con su familia inmigrante a Estados Unidos, donde fue forjando su imperio millonario tras abrir numerosos negocios hasta que consiguió éxito con una tienda de fitness, que vendió en poco tiempo como franquicias.

Sin embargo, el dinero que obtuvo de la venta de su firma se esfumó en apenas tres años. De millonario, Eker pasó a perder su fortuna por no saber gestionarla, una situación que le llevó a analizar cómo funciona la ‘mente millonaria’. Así, este empresario creó el método de ahorro Harv Eker, que se caracteriza por dividir el salario en una serie de porcentajes fijos.

Cómo funciona el método

La clave de Harv Eker reside en repartir las ganancias en seis categorías:

  • Necesidades básicas: 55%. Pagar el alquiler o la hipoteca, la cesta de la compra, gastos como el agua y la luz, facturas sanitarias, transporte… quedarían cubiertos con poco más de la mitad del salario.
  • Ocio:10%. Ir al cine, salir a cenar y a comer fuera, teatro, conciertos, museos y, en definitiva, cualquier actividad destinada a la diversión.
  • Inversiones a largo plazo: 10%. Comprar acciones o destinar nuestro dinero en algún activo o producto que nos vaya a reportar beneficios que no sean inmediatos.
  • Ahorro: 10%. De acuerdo con Eker, con esta porción del sueldo destinado al ahorro es suficiente para no lastrar nuestros planes y asegurarnos un colchón en el futuro. Hay que recordar que esta cantidad no puede tocarse bajo ningún concepto.
  • Formación: 10%. Quizás es el punto más destacado del método, ya que Eker apuesta por seguir aprendiendo y desarrollarse profesionalmente para no quedarse obsoletos.
  • Donativos:5%. En esta estrategia hay un hueco especial para los más solidarios, escogiendo la ONG, asociación o proyecto solidario que se desee.

Caso práctico

Una vez hemos visto cómo funciona el método, ¿cómo se aplicaría a un salario de, por ejemplo, 1.200 euros mensuales? Una persona que tuviera estas ganancias mensuales, debería destinar:

- 660 euros en necesidades básicas.

- 120 euros mensuales en ocio.

- 120 euros reservados para invertir pensando en el futuro.

- 120 euros que deberá guardar en otra cuenta corriente para no gastarlos y hacer de esta cantidad su ahorro.

- 120 euros para continuar formándose.

- 60 euros en donaciones.

Al final, la clave del método de ahorro de Harv Eker reside en la planificación y en anticiparse a los gastos de cada mes. Para que funcione, lo mejor es establecer una serie de transferencias automáticas para que, nada más haber percibido el salario mensual, los porcentajes ya hayan quedado establecidos. Queda demostrado que ahorrar es fácil si se siguen una serie de pautas, independientemente del tamaño de cada bolsillo.