Un agente de la Guardia Civil en labores de investigación
Un agente de la Guardia Civil en labores de investigación GUARDIA CIVIL

La primera de las denuncias se interpuso el pasado día 22 de agosto en el Puesto de la Guardia Civil de Navelgas perteneciente a laComandancia de Oviedo, en la cual se hacía constar que dos personas, un varón y una mujer, se habían personado en el domicilio del denunciante, encontrándose en ese momento únicamente una mujer de edad avanzada.

Esta pareja dijo pertenecer a una empresa suministradora de fluido eléctrico y que debían de proceder a revisar el contador de tal suministro, a la vez que solicitaron un recibo de la luz. Accedieron a todas las estancias de la vivienda con el pretexto de comprobar el correcto funcionamiento del fluido eléctrico, momento que aprovecharon para hurtar dinero en efectivo así como una tablet.

Una vez se tuvo constancia de este hecho, el Equipo de Policía Judicial de Pravia inició una investigación encaminada a la identificación y detención de estas personas. Al recabar más información, los agentes, pudieron comprobar que en esas fechas existían varias denuncias similares, coincidiendo el modus operandi yla descripción de los autores.

Así a la denuncia de Navelgas se une una en Los Rellanos-Tineo, dos en Llinera-Villayón, dos más en Ibias y la última en Grandas de Salime. Todos estos hechos delictivos fueron cometidos a finales del pasado mes de agosto.

Gracias a la colaboración ciudadana, a la labor de investigación y al dispositivo operativo puesto en marcha al efecto, se tuvo constancia del vehículo que empleaban estas personas en sus desplazamientos así como una descripción física muy precisa de los presuntos autores.

Una vez localizado el vehículo, por parte de la Guardia Civil se procedió a identificar a los ocupantes del mimo, solicitándoles el documento nacional de identidad, momento en el cual aprovecharon para huir del lugar. Ante el peligro que pudiera causar una persecución y estar plenamente identificadas estas personas, se dio aviso a la Central Operativa de Servicios (COS) para que participara esta incidencia a las Comandancias limítrofes.

Los Agentes encargados de la investigación pudieron comprobar, DNIs en mano, que a estas personas les constaban numerosos antecedentespoliciales por hechos similares, de hecho al varón le constan cerca de 100 hechos delictivos. Del mismo modo, también pudieron comprobar que la persona que conducía el vehículo, tenía retirado el permiso de conducir por lo que junto a los delitos de estafa y hurto se le imputó también un delito contra la seguridad vial.

Cabe destacar que estos falsos revisores de la luz, para facilitar su acción delictiva y evitar su identificación, escogían a personas de edad avanzada residentes en zonas aisladas y con escasas viviendas a su alrededor, utilizando diverso atrezzo para la comisión de los hechos.

Como resultado del dispositivo puesto en marcha a raíz de la huída, se tuvo conocimiento de que en la localidad Pontevedresa de Caldas de Reis, estas personas se habían presentado en el Cuartel de la localidad a fin de interesarse por sus documentos nacionales de identidad, momento en el cual fueron detenidos como presuntos autores de varios delitos de estafa y hurto en el interior de viviendas.

Los detenidos una vez instruidas las diligencias policiales correspondientes fueron puestos a disposición de la Autoridad Judicial competente.

Consulta aquí más noticias de Asturias.