Guti y Romina Belluscio
El exfutbolista Guti y la presentadora de televisión Romina Belluscio. ARCHIVO

Arancha de Benito, exmujer de Guti, y Romina Belluscio, su actual esposa, han retomado parecen una vieja guerra que las enfrentó en el pasado -desde que en 2016 se casaran, para ser más exactos- y que parecía zanjada.

Sin embargo, esa tregua ha terminado, al menos por lo que se desprende del último cruce de declaraciones de dos de las mujeres más importantes en la vida del exfutbolista.

Todo empezó con unas declaraciones de Belluscio ahora que ella, Guti y Enzo, el hijo de ambos, han vuelto a España tras el paso del excmadridista por el banquillo del Besiktas. "No sé el tiempo que estaremos en Madrid, pero nuestro hogar es donde estemos los tres", dijo en Espejo público obviando a los otros dos hijos, Zayra y Aitor, que tiene el futbolista con Arancha.

Unas palabras que no sentaron nada bien a la ex del entrenador y que provocó que tachara a Romina de "poco elegante". "Hay declaraciones que no me han gustado, me parecen declaraciones poco elegantes por su parte. Los niños son mayores y ya entienden, puedes hacer daño a personas que no tienen por qué afectarles", aseguró en un acto.

Sin embargo, y consciente de la repercusión que iban a generar sus declaraciones, matizó: "Yo me he enterado hoy o ayer. Una amiga me lo dijo. Alguien parece que ha publicado que tenemos una guerra entre Romina y yo. Nosotras no tenemos ninguna guerra. No sé lo que ella tendrá, pero yo soy una mujer que amo la paz, busco la paz siempre. Entonces, nunca jamás entraré en guerras".

La pelota está ahora en el tejado de Belluscio, que, hasta el momento, no se ha pronunciado.