Más concretamente, continúa suspendido el servicio ferroviario en los trayectos Murcia-Callosa (línea hacia Alicante y hacia el Corredor Mediterráneo); Murcia-Albacete; Lorca-Águilas; La Encina-La Font de la Figuera (relación Valencia-Alicante del Corredor

Mediterráneo y Valencia-Albacete del Corredor Levante, ambos de ancho ibérico) y La Unión-Los Nietos (línea de ancho métrico Cartagena-Los Nietos).

Por su parte, las líneas de alta velocidad Valencia-Madrid y Alicante-Madrid no se han visto afectadas y el servicio se presta connormalidad, según han informado fuentes de Adif.

Los daños provocados por las avenidas de agua sobre la trazaferroviaria han afectado tanto a la plataforma como a la infraestructura (balasto y carriles) y las instalaciones (catenaria, señalización, comunicaciones, sistemas de seguridad, entre otros).

Desde que se conocieron las primeras alertas de la Agencia Estatal de Meteorología proyectadas sobre la infraestructura ferroviaria, Adif movilizó equipos de mantenimiento con recursos humanos, técnicos y maquinaria pesada así como trenes de balasto y vagonetas de reconocimiento para, una vez que remitiera el temporal y bajara el nivel de las aguas, comenzar las labores de reparación.

Los importantes desperfectos impidieron a los técnicos de Adif acceder, tanto por vía como por carretera, a muchos de los puntos donde las riadas fueron más intensas, lo que retrasó y dificultó el inicio de los trabajos de reparación.

A pesar de las dificultades, durante este periodo de cinco días los equipos de Adif han conseguido restablecer la circulación ferroviaria entre Murcia y Lorca; entre Cartagena y La Unión (línea de ancho métrico); entre Xàtiva y Alcoi; y entre Almansa y La Encina (permitiendo la conexión desde Alicante hacia Albacete por ancho ibérico).

En los tramos en los que la circulación continúa interrumpida, laenvergadura de los daños, y consecuentemente de los trabajos para larecuperación, es tal que resulta difícil determinar una estimación para el restablecimiento.

No obstante, las primeras líneas que se pondrán en servicio serán Murcia-Albacete, en esta misma semana, y Callosa-Orihuela, durante la próxima. Las restantes líneas tienen una previsión entre las tres semanas y un mes si bien no dejan de ser plazos estimativos.

Ante este escenario para la normalización del servicio, Adif, consciente de la importancia estratégica que para los tráficos de mercancías tiene uno de los tramos afectados como es la relación desde la meseta con el Puerto de Valencia, ha ofrecido a las empresas ferroviarias de mercancías la posibilidad de desviar sus trenes vía Zaragoza-Tarragona, así como la disponibilidad de las instalaciones en las terminales de Murcia y Albacete, en tanto en cuanto no se pueda restablecer la circulación entre La Encina y La Font de la Figuera.

Desde Adif se sigue informando a los usuarios a través de su perfil de Twitter '@InfoAdif', de la sección Estado de la Red de la página web 'www.adif.es' y de la aplicación Adif en el móvil.

Consulta aquí más noticias de Murcia.