ARCHIVO
El alquiler es una opción viable, aunque comprar una plaza puede resultar mucho más positivo en términos económicos. ARCHIVO

Hasta un 30% del tiempo total que se dedica a circular por la ciudad se invierte en buscar aparcamiento, una ardua y desesperante tarea en la que no siempre se obtiene buen resultado y obliga a recurrir a parkings privados o a zonas de estacionamiento en las que hay que estar pendiente de cada minuto del reloj para no encontrarse con una multa después.

Para aquellos que utilizan el coche con asiduidad, las plazas de garaje se convierten en la solución perfecta, ya sea cerca del lugar de trabajo o de la vivienda habitual. El alquiler es una opción viable en la mayoría de casos, aunque comprar una plaza puede resultar, a medio-largo plazo, mucho más positivo en términos económicos, ya que se amortiza antes y siempre se puede alquilar a terceros.

El precio medio de un garaje en España se sitúa en los 13.626 euros, con un descenso interanual del 6,3%, según datos de Fotocasa, San Sebastián (27.696€), Barcelona (19.181€), Sevilla (18.428€), Madrid (18.236€) y Valencia (17.683€), son las ciudades con los precios más altos.

A la hora de hacer la compra, es cierto que las agencias inmobiliarias cobran una comisión, pero facilitan los trámites y puede resultar más cómodo a la hora de encontrar la ubicación. Si se compra a un particular, para evitar engaños, conviene comprobar en el Registro de la Propiedad la situación real de la plaza y si está libre de cargas y pagos. Con todo en regla, será un notario el que formalice el contrato de compraventa estándar en el que se formalicen todos los puntos acordados por ambas partes.

¿Y si la quiero alquilar?

Si bien las nuevas formas de movilidad, las normativas de circulación por el centro de muchas ciudades y las restricciones de aparcamiento en pro de los vehículos eléctricos han modificado el modo de transporte de muchos usuarios, el uso del coche en España sigue siendo muy habitual tanto por motivos laborales como de ocio, por lo que invertir en plazas de garaje y ponerlas en alquiler sigue siendo rentable.

Los datos de Fotocasa así lo confirman: en Madrid, una plaza de unos 17.500€ da una rentabilidad del 5,8%, mientras que, en Barcelona, con un desembolso de 18.700€ por plaza, se puede obtener hasta un 6,7%. Más en concreto, el distrito más rentable de Barcelona para comprar una plaza de garaje es Les Corts, con un precio medio de venta de 18.453€ y un alquiler de 123€ al mes. Le sigue por rentabilidad Sants-Montjuïc (6,9%) y Sarrià-Sant Gervasi (6,5%). En Madrid, el distrito más rentable es Moncloa, donde los garajes rinden un 7,2% (con un alquiler medio de 102€ mensuales), seguido de Puente de Vallecas (5,9%) y Latina (5,8%).

Este mismo estudio apunta que las capitales más rentables para alquilar garajes, teniendo en cuenta el precio medio de venta y el mensual de alquiler, son Burgos (8%), Sevilla (7,7%), Murcia (7,5%) y Ciudad Real (7,5%) y Toledo (6,5%). Las zonas predilectas para comprar una plaza y obtener rendimiento económico son siempre en el centro y casco histórico de las ciudades, pues es ahí donde más problema hay para encontrar aparcamiento. Aunque tienen un coste mayor, la escasa gestión y mantenimiento que necesitan estos inmuebles, el bajo gasto de comunidad que supone y el mínimo riesgo financiero de estas propiedades la convierten en una opción más que interesante para los pequeños inversores.