Por su parte, según ha informado el Consistorio, la zona Acire once, con entrada en la calle se amplía a las calles Moriscos y Aceituno. Para ello ya se ha procedido a la instalación de una señal de aviso.

Aunque estas medidas ya se han puesto en marcha desde el lunes, se establece un periodo de adaptación e información a los conductores que finalizará el próximo día 1 de octubre, fecha a partir de la que se procederá a sancionar a aquellos vehículos que circulen por estas calles sin la preceptiva autorización Acire.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.