La autora confesa de la muerte del niño Gabriel Cruz, Ana Julia Quezada, a la llegada a la Audiencia Provincial de Almería, en la tercera sesión del juicio.
La autora confesa de la muerte del niño Gabriel Cruz, Ana Julia Quezada, a la llegada a la Audiencia Provincial de Almería, en la tercera sesión del juicio. Rafael González - Europa Press

La cuarta sesión del juicio supone el inicio de la práctica de la prueba testifical-pericial y completará la visión de conjunto que en su declaración en sala dieron el teniente que instruyó la investigación sobre la desaparición del menor once días antes de que arrestarán en el municipio de Vícar a la acusada cuando transportaba el cuerpo sin vida en el maletero de su coche.

Según el calendario, se someterán a las preguntas de acusaciones y defensa agentes de la Unidad Operativa de Policía Judicial de Almería para dar cuenta de las escuchas telefónicas derivadas de la intervención de móviles y del micrófono con GPS instalado en el citado vehículo en las que, según se ha relevado ya en sala, se escucha a Ana Julia Quezada decir mientras desentierra el cadáver de la finca de Rodalquilar: 'Ana, tranquila, no vas a ir a la cárcel'.

También está previsto que declaren guardias civiles que integraron el dispositivo de vigilancia y control que llevó a la detención de la procesada, los que participaron en el registro de la casa de Vícar y de la finca de Rodalquilar, pertenecientes a la UCO, así como los responsables de la reconstrucción de hechos, entre otros.

La práctica de la prueba testifical concluyó el miércoles tras dos intensas sesiones en las que los padres de Gabriel Cruz, Patricia Ramírez y Ángel Cruz, declararon a puerta cerrada ante el tribunal de jurado presidido por la magistrada-presidenta, Alejandra Dodero. La madre pidió que le retirarán el biombo que la separaba visualmente de la acusada.

Consulta aquí más noticias de Almería.