Agentes de la Guardia Civil, pertenecientes a los Puestos de Buitrago de Lozoya y el Molar, han detenido a cinco personas por su implicación en el robo de 400 metros cable telefónico en la localidad de Lozoyuela, lo que provocó además que los vecinos del valle del Lozoya se quedaran sin acceso a Internet este puente de mayo, informó la Benemérita.

Furgoneta sospechosa

Las investigaciones comenzaron el viernes, cuando una furgoneta levantó las sospechas de los agentes, que iniciaron una vigilancia discreta en la zona. Dos días después detuvieron a dos individuos, tras sorprenderles en la citada furgoneta, en la que transportaban más de 400 metros de cable de cobre proveniente del robo del tendido telefónico.

Otra patrulla de la Guardia Civil se encargó de la detención de otros tres individuos que circulaban en un vehículo lanzadera, que precedía a la furgoneta. Las cinco personas detenidas responden a las iniciales D.C., F.C., M.S., T.T. y T.I., todos ellos de nacionalidad rumana. Los detenidos fueron puestos a disposición de la Autoridad Judicial competente.