vertido Guadaíra
Uno de los últimos vertidos en el río Guadaíra. ARCHIVO

La Fiscalía de Medio Ambiente ha denunciado en el juzgado a los representantes legales de cinco empresas aceiteras de Morón (Sevilla), a los que imputa un delito ecológico por verter al río Guadaíra sus desechos y aprovechar los días de lluvia para pasar desapercibidos.

La Fiscalía ha analizado los "datos objetivos" de producción de las empresas, su consumo de agua y la capacidad de sus balsas de evaporación, que en ocasiones no llega ni al 10% del total de residuos que generan, y deduce que "el resto se vierte a aguas públicas".

Además, expresa sus sospechas de que los vertidos ilegales "se evacúan haciéndolos coincidir con los días de lluvia, como sugiere el aumento de contaminación del río en esas fechas".

Las denunciadas son: Cooperativa Nuestro Padre Jesús de la Cañada, Ángel Camacho, Aceitunas Guadalquivir, Oleomorón y Castillo López.

De seis meses a cuatro años

Sus representantes se enfrentan a condenas de entre seis meses y cuatro años de cárcel e inhabilitación especial para la profesión de aderezo.

Esta denuncia se une a la que la Fiscalía presentó la semana pasada contra el alcalde de Morón, Manuel Morilla (PP), y el concejal de Medio Ambiente, Antonio Ramírez, por su "total inactividad" para evitar vertidos de las empresas de aderezo al Guadaíra. La Fiscalía investigó inicialmente a nueve empresas de la zona.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE SEVILLA