médicos de atención primaria
El aumento exponencial de agresiones que viene sufriendo en los últimos años el personal sanitario. (ARCHIVO)
La presidenta del Colegio de Médicos de Madrid (ICOMEM), Juliana Fariña, y el Fiscal Jefe de la Comunidad de Madrid, Manuel Moix, firmaron este lunes un protocolo contra las personas que agredan a los médicos en centros sanitarios de la región, de manera que los agresores puedan ser condenados a hasta a cinco años de cárcel.

El protocolo especifica que "es una realidad insoslayable el aumento exponencial de agresiones que viene sufriendo en los últimos años el personal sanitario" y en especial los médicos que trabajan en los centros sanitarios públicos de la región.

"Tal situación ha generado una gran inquietud en las instituciones representadas, que desean ejercer las competencias que tienen asignadas por el Ordenamiento Jurídico de forma que puedan contribuir a su reducción", indicó el Colegio de Médicos en un comunicado.

Desde hace tres años

La firma del protocolo es un objetivo en el que el ICOMEM lleva trabajando desde hace tres años, en colaboración directa con la vocal de Atención Primaria, Susana Jones, y el letrado de la Asesoría Jurídica del Colegio, Cristóbal Zarco, según indicó el Colegio, que apuntó que desde el principio "se trató de sensibilizar a la Fiscalía en el gran problema que supone para los médicos y para la sociedad las agresiones que padecen" y que el objetivo de esta medida es que el Ministerio Fiscal "adquiera un papel básico en la gestión procesal de todas las agresiones a los médicos de Madrid".

El escrito indica que el Colegio de Médicos de Madrid "va a actuar como parte indispensable a la hora de obtener la sentencia condenatoria en grado máximo a los agresores de los médicos, con sentencias que pueden llegar a comprender penas de hasta 5 años de reclusión".