Venta ilegal en el Rastro
La Policía Local desalojó a todos los comerciantes de la zona. S.M.J

La Policía Local ha vuelto a intervenir para desmantelar otro mercadillo ilegal. Esta vez ha sido en la zona del Rastro. A primera hora de la mañana, un grupo de agentes se personó en el conocido recinto y cumplió con lo ya anunciado por el consejero de Seguridad Ciudadana, Ramón Antón. Los comerciantes no tenían ni la licencia para el comercio, ni carnés de manipulador con lo que los puestos ambulantes fueron rápidamente desmantelados.

Este mercado tiene mucha historia y no puede desaparecer

La gente abandonó el lugar de forma tranquila aunque esta vez aseguran que “
habrá manifestaciones si el Gobierno local no toma medidas para reactivar la zona”, indicó Mohamed Amar, portavoz de la Asociación de Comerciantes del Polígono y Barrios Adyacentes.

La asociación está esperando reunirse con el presidente de la Ciudad para llegar a un acuerdo. “En el primer encuentro con Imbroda, nos prometieron que no se iba a desmantelar este mercado hasta que no hubiera una actividad que suplantara estos puestos, pero no ha sido así y hoy nos hemos encontrado con que la policía nos desalojaba”, matizó Amar.

El portavoz de la Asociación explicó que apoyan a los “comerciantes legales, nunca a los ilegales, pero entendemos que este mercado del Rastro tiene mucha historia y no puede desaparecer así”. Amar insistió en que “necesitamos una actividad que reactive las ventas en esta zona, de lo contrario, los comerciantes van a tener que cerrar sus establecimientos”, matizó.

Erradicar la venta ilegal es inviable necesitaríamos a 100 policías para controlar todos los mercados de la ciudad"

La Ciudad Autónoma no está dispuesta “a dejar de lado a los comerciantes que pagan religiosamente sus impuestos”, indicó el consejero de Seguridad Ciudadana. La idea del Gobierno es “actuar puntualmente en cuanto se va detectando este tipo de venta ilegal. Vamos dándole un tratamiento de choque a cada zona porque erradicar esto es inviable, necesitaríamos 100 policías exclusivamente para controlarlo”, explicó Ramón Antón.

Según informó el consejero en las próximas fechas “se seguirá actuando de la misma forma en todos los puntos de venta ilegal de Melilla”. Desde la Ciudad se insiste en que los comerciantes ambulantes “han tenido suficiente tiempo para conseguir la documentación exigida para el comercio y no lo han hecho, de ahí que se haya tenido que actuar”, indicó Antón.

CONSULTAR AQUÍ MÁS NOTICIAS DE MELILLA