Carnero se compromete a actuar en 30.000 hectáreas más de regadío, con lo que se superaría el objetivo fijado para 2023

  • VALLADOLID, 4 (EUROPA PRESS)
Comparecencia de Jesús Julio Carnero como consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural.
Comparecencia de Jesús Julio Carnero como consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural.
EUROPA PRESS

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de la Junta de Castilla y León, Jesús Julio Carnero, ha asegurado que su departamento promoverá la modernización o puesta en marcha de 30.000 hectáreas de regadíos en la nueva Legislatura, con lo que pretende superar en un 7 por ciento el objetivo de 60.000 ha fijado para el horizonte 2023.

Así lo ha señalado Carnero este miércoles en su comparecencia de presentación de los objetivos para la Legislatura que ha realizado en Comisión en las Cortes de Castilla y León, donde ha señalado como "pilares básicos" el Desarrollo Rural, como uno de los ejes del programa del nuevo Gobierno de la Junta y la cadena alimentaria, que será un eje fundamental para la propia Consejería que dirige.

Jesús Julio Carnero ha hecho hincapié en la modernización y la incorporación de tecnologías al campo para mejorar la productividad y la competitividad y así, en materia de objetivos de Legislatura, ha comenzado por hablar sobre las inversiones estructurales.

En explotaciones agrarias, ha señalado Carnero, se plantea el objetivo de modernizar 4.500 explotaciones, con lo que la Junta se aproximaría al objetivo de actuar en 7.500 instalaciones fijado en el Programa de Desarrollo Rural -por ahora se ha modernizado 2.800, según Carnero-. Además, se incrementarán las ayudas a la inversión hasta un mínimo del 40 por ciento o del 60 por ciento si se trata de un joven agricultor; y se complementará el apoyo público a través del instrumente financiero FEADER.

Carnero ha señalado como "elementos clave" en el desarrollo rural las concentraciones parcelarias y de infraestructuras ligadas al recurso hídrico, ya que proporcionan "beneficios sociales, económicos y medioambientales, crean riqueza y fijan de población en el medio rural".

El consejero ha presentado las líneas generales de un nuevo Programa de impulso de infraestructuras agrarias de interés general para dar el "empuje definitivo" a la programación del actual PDR y que se elaborará y ejecutará en esta Legislatura. Incluirá actuaciones para modernizar o poner en marcha 30.000 hectáreas de regadío, con lo que se superará el objetivo total para 2023 del Mapa de Infraestructuras (modernizar 40.000 ha y crear 20.000 ha de nuevos) en un 7 por ciento.

Carnero ha recordado que ese documento marcó una planificación que supera los 600 millones de euros de inversión pública y privada, que va a beneficiar a 19.000 explotaciones agrarias de nuestra Comunidad, siendo necesario que una parte de estas inversiones sea afrontada por el Ministerio de Agricultura para que la Consejería pueda ejecutar el resto.

Con este Mapa se planteó, además de la actuación en el regadío, mejorar un total de 160.000 hectáreas de concentración parcelaria, un objetivo que según el consejero ya se ha cumplido.

Ahora, la apuesta "clara" va a ser el regadío, ya que, ha subrayado el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, contribuye a la rentabilidad, a la riqueza, a mejorar el medio ambiente y a fijar población. "Donde hay agua hay vida. Donde hay regadío hay un 20% más de población y una mayor incorporación de los jóvenes al campo", ha ejemplificado.

Para ello además se va a elaborar y ejecutar el Programa de eficiencia energética en regadíos, para reducir costes de producción, mejorar el medio ambiente y optimizar el consumo de energía mediante la introducción de energías alternativas, así como el uso de ensayos de riegos de baja presión.

Se incorporarán 150.000 hectáreas más con infraestructuras agrarias en zonas de concentración parcelaria y promocionar las concentraciones parcelarias en régimen asociativo, especialmente en zonas de montaña o con limitaciones.

Otros objetivos en este sentido serán reivindicar al Gobierno de España la creación de instalaciones de almacenamiento de agua ante momentos de escasez, así como solicitar las inversiones comprometidas en el Mapa de Infraestructuras Agrarias de Castilla y León. Se elaborará también un nuevo Programa de actuaciones de infraestructuras agrarias de interés general dentro del siguiente marco de programación europea.

En materia de asociacionismo, Carnero ha apostado por desarrollar el Plan estratégico del cooperativismo agroalimentario de Castilla y León 2019-2023 para que, entre otros objetivos, se consiga incrementar el volumen de negocio cooperativo en un 40 por ciento en un sector que cuenta ya una facturación de 2.500 millones de euros y más de 44.000 socios. Además ha ofrecido apoyo directo al cooperativismo y a sus socios con las figuras de Entidades Asociativas Prioritarias y Socios Prioritarios y la integración de cooperativas y apoyo a Organizaciones de Productores.

UN 20% MÁS PARA LOS SEGUROS AGRARIOS

También ha dado importancia a los seguros agrarios, sobre todo ante el hecho de que "cada vez son más frecuentes los efectos de las adversidades climatológicas, sequía, heladas o granizo". Por eso quiere "liderar desde Castilla y León" el movimiento para mejorar y fortalecer la cobertura de los seguros agrarios por parte del Ministerio y Agroseguro, incrementar un mínimo del 20 por ciento la financiación para la contratación de pólizas, aprobar un Plan de incorporación y fidelización a la contratación de seguros agrarios e implantar, para casos extremos, líneas de apoyo al abastecimiento de agua a la ganadería y líneas de apoyo para facilitar la liquidez.

En materia de sostenibilidad, la Consejería se compromete a destinar 30 millones de euros al año al desarrollo de prácticas agrarias sostenibles con el medioambiente y para la agricultura ecológica y ha prestar apoyo a la actividad en zonas de montaña y en entornos con limitaciones específicas, que afecta a 7.000 explotaciones en Castilla y León.

En cuestiones de Sanidad vegetal y animal, se ha referido a la actual plaga de topillo campesino, una situación que en opinión de Carnero ya no se puede abordar mediante métodos "tradicionales" como las quemas o los productos químicos, sino a través de recursos mecánicos y biológicos y de la "colaboración".

En este sentido, ha anunciado la creación de la Plataforma de avisos y recomendaciones de plagas y enfermedades, la elaboración de un programa de colaboración con las Diputaciones Provinciales y otras administraciones para acciones preventivas y de lucha contra el topillo campesino; así como analizar la sanidad animal junto a las organizaciones agrarias y ganaderas.

En la comparecencia, Jesús Julio Carnero ha avanzado programas específicos para los sectores apícola, vitivinícola, el cultivo de la remolacha, y del vacuno y ovino, entre otros; la aprobación de un Programa de excelencia en bienestar animal en explotación; y la defensa del apoyo al bienestar animal en la nueva Política Agrícola Común.

INDUSTRIA AGROALIMENTARIA

En referencia a la Industria Agroalimentaria, el otro "pilar" del sector agrícola, Carnero ha anunciado la elaboración de un Plan autonómico, ha comprometido 100 millones de euros más para inversiones y otras actuaciones, apoyar las necesidades de los inversores con garantía pública a través del Instrumento Financiero FEADER, o la creación de un Programa de 'Agrobecas' para "recuperar talento y dotar a la industria agroalimentaria de capital humano especializado" y adaptar la estrategia de la denominada economía circular.

Jesús Julio Carnero ha fijado otros objetivos como una Estrategia de impulso a la calidad diferencial alimentaria y un análisis de los resultados, fortalezas y debilidades de la marca Tierra de Sabor, cuyo funcionamiento durante los últimos años ha dado, según el consejero, "un paso cuantitativo y cualitativo". También ha abogado por avanzar en acuerdos de buenas prácticas comerciales con el sector de la distribución.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento