La economía de CyL se desacelera, pese a seguir creciendo por encima del 2 por ciento, y Carriedo urge tomar medidas

  • VALLADOLID, 4 (EUROPA PRESS)
El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, expone los datos de la contabilidad del segundo trimestre del año en Castilla y León.
El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, expone los datos de la contabilidad del segundo trimestre del año en Castilla y León.
EUROPA PRESS.

La economía de Castilla y León continúa la senda del crecimiento por encima del 2 por ciento, tras registrar su Producto Interior Bruto (PIB) en el segundo trimestre de 2019, entre abril y junio, un aumento interanual del 2,4 por ciento, aunque dos décimas menos que en el mismo periodo de 2018, desaceleración motivada, fundamentalmente, por el fuerte descenso del sector primario y de las exportaciones.

Los datos de la contabilidad trimestral mantienen el mensaje de optimismo en cuanto a que la economía castellanoleonesa no abandona la vía del crecimiento por encima del 2 por ciento-en el segundo trimestre se sitúa en el 2,4 interanual, una décima más respecto del conjunto nacional-, aunque el consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, plantea ya la necesidad de adoptar medidas al observar una cierta desaceleración, en este caso de dos décimas sobre el mismo periodo hace un año.

Esa disminución de la velocidad de crucero de la economía regional, tal y como ha precisado este miércoles Fernández Carriedo, hay que buscarla, fundamentalmente, en la caída del valor añadido bruto (VAB) aportado por el sector primario, con una variación interanual del 4,5 por ciento (-2,6 en el periodo anterior) debido al decrecimiento de la producción agrícola y ganadera, y también como consecuencia de la contracción en el sector exterior, que supone una aportación negativa de 0,7 puntos porcentuales al PIB.

Pese a ello, la economía castellanoleonesa sigue en cifras positivas debido al tirón y buen comportamiento del conjunto del sector servicios, con un VAB aportado globalmente del 3,5 por ciento, tanto de los servicios de mercado (turismo, sector financiero e inmobiliarias), con un aumento del 3,3, y los servicios no de mercado, del 4,1 por ciento.

También contribuyen un sector de la construcción que sigue en alza, con un aumento del 3,1 por ciento, aunque tres décimas inferior a la del

mismo periodo del año anterior (menor dinamismo en edificación e ingeniería civil), y la industria, aunque a menor ritmo al decrecer un 0,3 por ciento motivado por la desaceleración de las ramas manufactureras (del 3,3 al 1,6% en este trimestre) y energéticas (-17,9%, en este último caso por la falta de lluvias y la crisis de las térmicas.

Por el lado de la demanda, en el segundo trimestre de 2019 desciende una décima la aportación de la demanda interna al crecimiento del PIB respecto del anterior periodo, que pasa de 3,1 a 3 puntos porcentuales (p.p.), y ello a pesar del incremento del gasto del consumo final de los hogares, que crece un 2,6 por ciento pero dos décimas menos que en el periodo anterior, si bien en este capítulo es el descenso del 0,7 por ciento del sector exterior, con su importante caída de las exportaciones totales, del 1,1 por ciento, y las importaciones (-0,4).

EXPORTACIONES LASTRADAS POR LA "DEBILIDAD DE LOS SOCIOS"

La explicación a ese retroceso en las ventas al exterior lo achaca el consejero a la "debilidad de los socios" con que cuenta Castilla y León en la Unión Europea, en alusión a un Reino Unido inmerso en el Brexit que supone uno de sus cinco mejores clientes; Alemania, "donde ya se habla de recesión", e Italia, afectado por "incertidumbres financieras".

Y es, como así precisa Fernández Carriedo, en declaraciones recogidas por Europa Press, el del automóvil uno de los más afectados por la caída de las exportaciones, "un sector en fase de ajuste al que nada ayudan los últimos anuncios contradictorios del Gobierno. Es preciso dar seguridad a ese sector, es necesario que el Gobierno mantenga una línea clara de apoyo".

En esa línea, y fruto del crecimiento aunque ya desacelerado de la economía castellanoleonesa, el consejero del ramo, pese a seguir siendo optimista en cuanto a que el PIB regional mantendrá un crecimiento capaz de seguir generando empleo, apunta ya la necesidad de no dormirse en los laureles e invita a la "reflexión", junto con la adopción de "reformas y la toma de decisiones", entre ellas las rebajas tributarias, el apoyo a sectores productivos y otras que generen seguridad.

Entre los datos de la contabilidad trimestral presentados este miércoles se constata en cuanto a la formación bruta de capital (inversión) una reducción de su crecimiento en una décima en este periodo, hasta el 3,6%, debido fundamentalmente a la desaceleración de la inversión en bienes de equipo, que creció un 2,8% interanual, dos décimas menos que en el trimestre anterior.

Por último, el empleo, medido en puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, refleja un crecimiento interanual del 0,5% en este segundo trimestre (1,2% en el anterior trimestre), en el que se observa un mayor incremento en el empleo del sector primario y un menor aumento en el del sector servicios, respecto del periodo anterior, y descensos en el empleo de la industria y de la construcción.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento