"Un chulo y un machista", "la típica choni"... Marta y Gabriel fracasan en su cita en 'First dates'

  • La falta de conexión entre ambos fue patente durante toda la cena, con varios silencios incómodos.
Gabriel y Marta, en 'First dates'.
Gabriel y Marta, en 'First dates'.
MEDIASET

En algunas ocasiones, las personas encargadas de elegir las parejas deFirst Dates no aciertan, y es lo que sucedió este martes entre Marta y Gabriel. Desde el primer momento en el que se vieron, los dos sabían que esa cita no tenía futuro.

El madrileño llegó con fuerza al programa, "abierto al amor", como le admitió a Carlos Sobera y reconociendo que "mi vida es la hostia, desde que levanto hasta que me acuesto. Siempre estoy intentando hacer canciones, hablando con productores...".

El presentador quiso saber cómo le había ido en el amor, y el estudiante admitió que "he tenido varias relaciones y la última me dejó porque tenía una doble vida. Llevaba saliendo con otro chico cuatro años. Creo que puedo darle a una persona lo suficiente como para que no esté con otro, en el momento que veo que hay el mínimo atisbo de eso, la mando a la mierda porque no voy a perder mi tiempo".

Por su parte, Marta afirmó en su presentación que "hubo un tiempo en el que no me quería mucho, pero ahora estoy más contenta conmigo misma, con mi manera de ser, de actuar y tengo la autoestima más alta".

Nada más ver a su cita, Gabriel no dudó en afirmar sobre su pareja en el programa de Cuatro que "no me ha gustado como es, me ha parecido la típica choni que se arregla para impresionar".

Pero ella intentó sacar conversación para romper el hielo: "¿Qué te cuentas?", a lo que él respondió: "Nada". Y el madrileño se justificó diciendo que "no tengo ganas de hablar con Marta".

A pesar de los silencios incómodos de la barra, ambos pasaron a la mesa para cenar, pero no consiguieron arreglar nada, e incluso algunos comentarios del madrileño enfadaron a Marta: "Me ha parecido un chulo, un prepotente y un machista". Mientras que él admitía que "no nos parecemos en una mierda, básicamente".

Al final, tal como había ido la cena, estaba claro que no volverían a quedar. "La verdad es que no me ha gustado mucho la cita, no hemos congeniado. No te veo una chica que me pueda gustar para mí". Ella coincidió con él y le dijo: "Es mutuo. Además, no me gusta tu manera de pensar sobre las chicas".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento