Un policía multa una moto en Marqués de Sotelo
Las sanciones pueden ir de 30 a 90 euros. 20 MINUTOS
«Nos han pedido que dejemos en paz a las motos que aparcan en las aceras, de momento». Así de claros se muestran varios agentes consultados por 20 minutos en las inmediaciones de la calle Colón.

Desde el Ayuntamiento no han sido tan contundentes, pero sí han reconocido que «se ha suavizado mucho la presión policial. El objetivo era controlar un poco el exceso de motos en puntos sensibles como pasos de peatones, entradas y salidas de emergencias o aceras estrechas», explican.

Se ha suavizado mucho la presión policial

Así, de momento, se ha levantado el veto a las motos en las aceras de la
calle Colón, Xàtiva, Marqués de Sotelo y plaza del Ayuntamiento, aunque con excepciones: «Los agentes van a seguir estando pendientes de las motos que puedan entorpecer el paso de los peatones. Lo que no puede ser es que en una acera ancha tenga que ir la gente en fila india por la presencia de motos. Será en esos casos en los que se seguirá multando», aseguran fuentes municipales.

También se sancionará a aquellas que estén junto a paradas de autobuses entorpeciendo la entrada o salida de los viajeros a los vehículos. Así pues, aquellas que aparquen en aceras anchas entre mobiliario urbano o alcorques no serán sancionadas.

Escasez de aparcamiento y quejas

La escasez de plazas de aparcamiento para motos ha sido decisiva para que finalmente se haya desistido en la campaña. No en vano, la ciudad cuenta con un total de 74.177 motos para 1.450 plazas. Sin embargo, para los agentes consultados también ha sido crucial el aluvión de quejas por parte de los motoristas, de los comerciantes y la repercusión mediática que éstas han tenido.

La asociación de Comerciantes del Centro Histórico también se mostró muy crítica: «Perjudica notablemente tanto a los comerciantes que han recibido muchas multas como a nuestros clientes». Desde el 1 de abril se han impuesto más de mil.

Firmas contra el veto al patinaje

La asociación Valencia Patina ha iniciado una campaña para recoger firmas por Internet a través de un correo en cadena contra la modificación de la ordenanza de circulación que prohibirá a partir de este verano circular con patines por aceras, plazas y calles peatonales. Las sanciones podrían llegar a los 500 euros. Para adherirse a la campaña se puede entrar en www.valenciapatina.com.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALENCIA