Andrés Pajares
Andrés Pajares KORPA

El actor Andrés Pajares fue detenido esta mañana en Madrid después de que entrara en el despacho de Castellana Abogados, situado en el centro de la capital con una pistola simulada y un spray antiviolador, que utilizó para rociar a una de las personas que allí se encontraban, informaron a Europa Press fuentes policiales. El actor llevaba un bigote postizo.

Los empleados del despacho alertaron a la Policía y en el lugar se presentó una patrulla que procedió a detener al actor, visiblemente alterado.

El altercado ocurrió a las 12.45 horas en la calle Rafael Salgado número 9, en el distrito madrileño de Chamartín. La discusión, cuyas causas aún se desconocen, terminó con tres lesionados, entre los que se encontraría el propio Pajares.

El actor, acusado de amenazas, se encontraba al cierre de estas líneas en la comisaría de Chamartín detenido. Según ha informado Telecinco, Pajares se encontraba a la espera de prestar declaración ante el juez. Una vez terminada la declaración, podrá salir en libertad con cargos acusado de allanamiento de morada, delito de lesiones, exhibición y tenencia ilícita de armas y resistencia a la autoridad.

Fuentes policiales explicaron a EFE que Pajares podría prestar declaración ante el juez de guardia de Plaza de Castilla, después de ser examinado por un forense para determinar su estado.

Según el portero de la finca en la que está situado este bufete, que llevaba temas fiscales del actor, Pajares golpeó con la culata de su pistola a la esposa del socio principal del despacho de abogados. El actor habría sido reducido por los trabajadores del bufete, quienes avisaron de inmediato a la Policía.

El actor hubo de clausurar las representaciones en el teatro Arlequín por falta de público

Al lugar se trasladó una ambulancia del Samur-Protección Civil, que atendió a los tres heridos, que presentaban pequeñas contusiones por agresión. Uno de ellos fue dado de alta en el lugar y las otras dos personas fueron trasladadas con carácter leve a un centro hospitalario de la zona.

Andrés Pajares no se encontraba en un buen momento físico ni anímico en los últimos tiempos. El actor tuvo que dejar de representar la obra de teatro sobre su vida en el Teatro Arlequín por falta de público. Pretendía conmemorar su cincuenta aniversario como actor. No tuvo suerte. Su cita con el público madrileño sólo duró tres semanas en cartel, debido a la escasa ocupación del aforo del teatro que, al no superar el 20% de asistencia, rescindía de forma automática su contrato.

Su hijo, Andrés Burguera, con quien está enemistado desde hace tiempo, ha declarado en reiteradas ocasiones que su padre es adicto a diversas sustancias. No es la primera vez que a Andrés Pajares se le relaciona con un asunto de este tipo.

Hace algún tiempo, su hija Mari Cielo declaraba en el programa Tómbola que Andrés había sacado una pistola en casa para dirimir un conflicto familiar en el que estaba involucrado su ex yerno.

Andrés Pajares, considerado como un gran actor, obtuvo un premio Goya por su interpretación en la película ¡Ay, Carmela!, a las órdenes de Carlos Saura.