Desde el Consistorio se señala que las redes corporativas municipales, como ocurre con las de cualquier otra organización, cuentan con un administrador general que también forma parte de las de este medio de comunicación, simplemente a efectos de estilo y de buen funcionamiento de estas. Así las cosas, rechaza cualquier "tergiversación interesada en este sentido". "Ni se cierran ni se ha prohibido el acceso a los empleados, por lo que no se explica el mensaje en contrario transmitido precisamente en estas mismas redes, más allá de que se busque con ello generar confusión en torno a un tema tan delicado como la libertad de expresión", defiende el gobierno local.

De este modo, reiteran que cualquier información en contrario es una "tergiversación interesada de algo que ni se ha dicho ni se ha hecho, que sería además impropia de quienes se dedican a informar y comunicar y que refrenda un modelo caduco de tratar la información propio de otros mandatos que este equipo de Gobierno no comparte". Por ello, el Ayuntamiento confía en que cuanto antes se aclare esta situación y apela para ello a la profesionalidad de la plantilla, puesto que "faltar a la verdad nunca ha de ser el camino para legitimar una reivindicación".

Consulta aquí más noticias de Jaén.