El consejero de Obras Públicas, Ordenación del Territorio y Urbanismo, José Luis Gochicoa, visita varias pavimentaciones cofinanciadas por el Gobierno de Cantabria en Guriezo
El consejero de Obras Públicas, Ordenación del Territorio y Urbanismo, José Luis Gochicoa, visita varias pavimentaciones cofinanciadas por el Gobierno de Cantabria en Guriezo GOBIERNO DE CANTABRIA

El Gobierno de Cantabria y el Ayuntamiento de Guriezo han invertido 200.000 euros en la pavimentación de varios caminos municipales para mejorar el acceso a los barrios de Ranero, Balbacienta-Revilla y Nocina-Sorrotón, un proyecto que ha sido ejecutado en tres fases, mediante la financiación del 70% de la obra por la administración regional y el 30% restante por la local.

Allí, el consejero de Obras Públicas, Ordenación del Territorio y Urbanismo, José Luis Gochicoa, ha reiterado el compromiso del Gobierno autonómico por mantener un acceso a los barrios que "como mínimo sea digno" y ha destacado que "nuestra preocupación siempre es llegar a donde haya núcleos de población sea el lugar que sea".

Gochicoa, quien ha estado acompañado, entre otras autoridades, por el alcalde del municipio, Ángel Llano, y otros miembros de la Corporación municipal, ha mostrado su satisfacción por el resultado final de los trabajos sobre una red viaria que no se encontraba en un estado adecuado.

En este sentido, ha confirmado que el departamento que dirige va a seguir apostando por acondicionar las infraestructuras de los municipios.

Por su parte, el alcalde ha mostrado su "plena satisfacción" por la visita del consejero a la zona y analizar in situ la problemática de los barrios de Guriezo, uno de los más grandes en extensión, con "la esperanza" de que a lo largo de la legislatura se puedan abordar proyectos "lógicos", como el que se acaba de acometer, para mejorar la calidad de vida de los vecinos.

DESCRIPCIÓN DE LOS TRABAJOS

Las obras han consistido en la mejora del firme y pavimentación de varios caminos en barrios del término municipal de Guriezo.

Para ello, previamente se ha realizado la limpieza de los caminos, el saneo de blandones, el fresado de los bordes para su conexión con otros viarios y el recrecido de arquetas y sumideros para, finalmente, realizar la pavimentación con una capa de mezcla bituminosa en caliente de seis centímetros de espesor.

La superficie total de actuación ha sido 16.700 metros cuadrados donde, además, se han realizado sobreanchos en aquellas zonas en las que ha sido posible.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.