A ese respecto, la formación señala que la estación de El Lauredal, además de ser fija debe estar incluida en la red del Principado de Asturias, lo que permitiría activar los protocolos anticontaminación en caso de necesidad.

Ante el inicio del estudio del Instituto de Salud Carlos III al respecto de cuál debería ser la ubicación definitiva de las estaciones de medida, la coalición morada y verde se muestra expectante.

"Ojalá el estudio ponga fin a cualquier discusión sobre la ubicación de las estaciones: no vale la política de Ana Botella en Madrid, enviar los medidores a la Casa de Campo y sacarlos de las zonas más contaminadas", ha dicho Huerga.

Consulta aquí más noticias de Asturias.