Imagen de una dehesa andaluza con labores de pastoreo y ganado.
Imagen de una dehesa andaluza con labores de pastoreo y ganado. EUROPA PRESS/ASAJA-SEVILLA - Archivo

Asaja-Sevilla que ha mostrado "su solidaridad con esta tragedia medioambiental, que, desgraciadamente sucede cada año y supone una de las mayores amenazas para el medio rural", ha argumentado a través de un comunicado que "la falta de limpieza de los montes, independientemente de la causa del origen del incendio, se convierte en un letal aliado para su rápida propagación".

Esta asociación agraria ha invocado "el papel decisivo que pueden desempeñar los agricultores y ganaderos, propietarios y gestores de terrenos forestales en la conservación del medio natural", posición que considera más relevante en una comunidad como Andalucía, "cuya superficie forestal representa más del 50% de la extensión total de Andalucía con 4,5 millones de hectáreas", ha señalado Asaja-Sevilla.

Asaja-Sevilla ha reclamado en este sentido un mayor apoyo de las administraciones a las políticas forestales y medioambientales, en particular "a todas aquellas iniciativas encaminadas a la limpieza y regeneración del monte mediterráneo y la dehesa". En este sentido, Asaja-Sevilla ha exigido "un sistema más eficiente para la gestión de las ayudas destinadas a la prevención de incendios" y ha señalado en este sentido que "en Andalucía hemos venido padeciendo un retraso de siete años para la convocatoria de ayudas forestales".

La asociación agraria ha recordado que la Consejería de Agricultura publicó el 6 de agosto la orden de aprobación de las bases reguladoras para la concesión de ayudas, incluidas en el Programa de Desarrollo Rural de Andalucía 2014-2020, "que llevaban sin convocarse desde 2012 y cuya convocatoria está previsto que se publique en la primera quincena de septiembre".

Esta organización agraria ha sostenido que "no es en verano cuando se apagan los incendios, sino en invierno", medida que se ejecuta con "las inversiones necesarias de limpieza de montes y campos". "Las tareas agrícolas y de pastoreo contribuyen a eliminar el material combustible presente en los montes", ha insistido Asaja-Sevilla.

"Hay que poner en valor la importante labor que los agricultores, los ganaderos y titulares de explotaciones forestales y cinegéticas desarrollan día a día como indiscutibles aliados de la lucha contra incendios", ha señalado Asaja-Sevilla.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.