Según ha destacado el colectivo en un comunicado, el alcalde de Siero está "obligado" a prohibir este tipo de eventos que suponen un incumplimiento de la normativa municipal. Alegan que esta celebración supone una infracción "muy grave" ya que implica "maltratar o someter a los animales a prácticas que puedan producir daños físicos o psicológicos".

Además, según apunta la Plataforma ciudadana pro Fiestas sin Animales dicha normativa dice que "queda prohibido utilizar animales en espectáculos o cualquier otra actividad que pueda derivar en crueldad o sufrimiento o hacerles objeto de tratamientos vejatorios, parodias o burlas o puedan herir la sensibilidad de las personas que la contemplan".

Consulta aquí más noticias de Asturias.