Varios países como Estados Unidos o Reino Unido han comenzado a racionar la venta de arroz por temor a la escasez del alimento.

La Organización de la ONU para la Agricultura y la Alimentación (FAO) tiene dudas acerca de la tendencia del precio del arroz, a pesar de considerar que hay suficiente producción para cubrir la demanda.

La reducción se atribuye a las restricciones sobre la exportación

La mayor cadena de supermercados del mundo, Wal Mart, anunció ayer que llevará a cabo esta medida, la primera de racionamiento alimentario de Estados Unidos, según The Times. Wal-Mart informó de que su negocio de mayoristas, que atiende a restaurantes, había limitado la venta a sólo cuatro sacos de arroz de grano largo por cada cliente.

En Reino Unido también han decidido tomar esta medida. Tilda, uno de los mayores importadores de arroz, ha informado de que sólo venderá dos sacos por persona.

Encarecimiento del producto

A su vez, el Gobierno de Brasil suspendió las exportaciones de arroz de los inventarios públicos y pedirá al sector privado que haga lo mismo, en un esfuerzo por defender el mercado interno y contrarrestar las alzas de precios del cereal.

Tailandia, el primer país exportador de arroz, ha anunciado la consecución de un nuevo tipo de grano híbrido que aumenta en un 20% la producción del arrozal respecto a la plantación tradicional, en un momento que el Sudeste Asiático está preocupado por la posible escasez de este cereal, el alimento básico de la población.

En Vietnam, el precio del arroz ha subido este año un 45% al alcanzar los 330 dólares por tonelada, 105 dólares más que hace cuatro meses, según fuentes del Ministerio de Agricultura.

Las estimaciones de la FAO son que el comercio internacional de arroz alcance los 29,9 millones de toneladas en 2008, un 1,1% menos que en 2007; una reducción que se atribuye a las restricciones sobre la exportación aplicadas en los principales países productores para tranquilizar la demanda interna.