Separan con éxito a dos hermanas siamesas unidas por la cabeza en Bangladesh

  • Las dos niñas se encuentran en observación, aparentemente estables, tras una cirugía de más de 30 horas.
Rabeya y Rukiya, las gemelas siamesas unidas por la cabeza que este viernes han sido separadas con éxito en Bangladesh.
Rabeya y Rukiya, las gemelas siamesas unidas por la cabeza que este viernes han sido separadas con éxito en Bangladesh.
CGTN

Un equipo de médicos húngaros y bangladesíes separaron este viernes con éxito a dos hermanas siamesas de tres años unidas por la cabeza, una maratoniana operación que duró más de 30 horas en un hospital militar en Bangladesh.

La intervención comenzó el jueves y este viernes, tras 33 horas en el quirófano, las niñas se encontraban en observación, según ha manifestado el subdirector del Departamento de Comunicación del Ejército, Muhammad Nur Islam.

"Los médicos nos han dicho que las dos evolucionan bien y se encuentran estables", ha declarado el padre de las niñas Rabeya y Rukiya, Rafiqul Islam.

El padre agradeció la ayuda recibida tanto en Bangladesh como en el extranjero, en especial desde la asociación húngara Acción por los Desfavorecidos (ADPF), que ha hecho posible el aparente éxito de la cirugía.

En Hungríaprepararon durante siete meses a las niñas para la operación y el pasado 22 de julio las menores regresaron a Bangladesh.

"Hoy nos sentimos algo aliviados", reconoció Islam, que sabe que el proceso de recuperación será largo.

Sus hijas nacieron el 16 de julio de 2016 en el distrito de Pabna, en el norte del país.

El padre había explicado que los médicos nunca les dijeron que tendrían gemelas, y que sólo les informaron de que "la niña" tenía "una cabeza más grande de lo habitual".

"Fue triste cuando vimos que las dos niñas habían nacido con una cabeza", explicó entonces, al asegurar, no obstante, que no tenían problemas para alimentarlas y que las pequeñas actúan con normalidad, salvo que cuando una duerme la otra está despierta y que cuando una ríe la otra llora.

Ese mismo año, un equipo médico del hospital universitario Bangabandhu Sheikh Mujib de Dacca comenzó a evaluar la posibilidad de operar a las siamesas, una cirugía de altísima complejidad para la que habían solicitado ayuda foránea.

Este no es el primer caso de hermanos siameses registrado en Bangladesh. Así, en 2017 separaron con éxito a dos siamesas bangladesíes unidas por el recto y la columna vertebral y un año después las menores pudieron ser dadas de alta.

En noviembre de 2015 dos niñas con dos cabezas y un único cuerpo en Bangladesh fallecieron a los pocos días de nacer ante la imposibilidad de operarlas.

En 2009 dos niñas bangladesíes de tres años que habían nacido unidas por la cabeza fueron exitosamente separadas en un hospital de Australia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento