Rutger Hauer en 'Blade runner'
El actor holandés en una escena de Blade Runner, (1984). ARCHIVO

El actor holandés Rutger Hauer, conocido sobre todo por éxitos de los años 80 como Blade Runner, Lady Halcón, La leyenda del santo bebedor o Los señores del acero, murió el pasado 19 de julio en su hogar trsa una breve enfermedad. Así lo acaba de dar a conocer su agente, Steve Kennis.

El funeral ha tenido lugar este miércoles, sin la presencia de los medios.

Nunca dejó de trabajar, contando con númerosos títulos en su filmografía. Además de los que le dieron fama hace tres décadas, en años más recientes se le pudo ver en las series The Last Kingdom o True Blood, en la película Sin City o en Batman Begins. Su carrera se inició en los años sesenta, impulsada por el éxito en su país natal de la serie de televisión Floris, de su compatriota Paul Verhoeven, con el que también colaboró en 1973 en el film Delicias turcas.  

Más allá de su dedicación profesional este culto y políglota actor fue muy activo defendiendo diferentes causas sociales, apoyando por ejemplo a Greenpeace o fundando la Fundación Starfish para concienciar sobre el SIDA. 

Deja para el recuerdo cinéfilo su inolvidable interpretación del replicante Roy Batty, cuyo discurso final es una de las escenas más emblemáticas del cine y una inmejorable despedida para el actor: "Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Naves de ataque en llamas más allá del hombro de Orión. He visto rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo, como lágrimas en la lluvia. Es hora de morir".