GRAN HERMANO
Aritz y Han, concursantes de Gran Hermano. MEDIASET

Aritz Castro era un auténtico desconocido para la audiencia hasta que entró hace cuatro años en la casa de Gran Hermano 16, donde consiguió llegar a la final, que perdió frente a Sofía Suescún. Hasta entonces, el vasco había sido un ciudadano no solo anónimo, sino reservado. El paso por el programa, donde se abrió en canal, supuso para él una auténtica revolución emocional y le arrebató una de las cosas más importantes de su vida: la relación con su abuela.

Desde hace un tiempo, Aritz vive apartado de los focos, pero continúa expresando sus preocupaciones a través de las redes sociales. Precisamente el pasado jueves, el exconcursante del reality decidió emplear su perfil de Twitter, 'El tipo del sombrero', para compartir sus sentimientos más profundos con sus seguidores y confesó que ha perdido la relación con una de sus abuelas, con la que apenas ha hablado tras su estancia en la casa de Guadalix.

A pesar de que el vasco reconoce que sus abuelas son "lo más bonito" que tiene "en esta vida", ha señalado que lleva cuatro años sin atreverse a hablar con una de ellas por miedo a abordar determinados temas o a "explicar ciertas cosas que no tienen explicación".

El finalista de GH 16 ha confesado en su cuenta de Twitter que su abuela se puso en contacto con él tras su salida de la casa para transmitirle su orgullo por su papel en el concurso y hablar de algunos aspectos de su personalidad que habían salido a la luz en el programa. Desde entonces, Aritz relata que no ha sido capaz de volver a llamarla ni de responder al teléfono.

"Pues bien, no me perdono el hecho de no haber vuelto a hablar con ella, no haberla vuelto a ver y abrazarla. La extraño mucho y me emociono cada vez que pienso en que soy el culpable de no tener contacto con ellaa día de hoy", ha escrito.

En sus comentarios, el vasco lamenta no tener el coraje suficiente para acabar con esta situación y llamar a su abuela, y se culpa por dejar pasar los días sin "disfrutar de su cariño y de su compañía" y decirle lo mucho que la extraña.

En su último mensaje del hilo, 'El hombre del sombrero' lanza una petición dirigida a todos y a nadie: "Quizá alguien que la conoce vea esto y le diga que su nieto la echa de menos, pero que el miedo no le deja dar el paso y que necesito que sea ella quien lo haga porque no quiero que se nos vaya la vida sin compartirla más entre nosotros".