Ana María y Tino, en 'First dates'.
Ana María y Tino, en 'First dates'. MEDIASET

Tino apenas tuvo cinco minutos en su cita con Ana María este miércoles en First dates antes de que la enfermera llegada de Barcelona le rechzara argumentando que no era su tipo y que prefería no cenar con él porque "estoy muy incómoda", afirmó.

Ana María acudió al programa de Cuatro "predispuesta a encontrar alguien especial que sea cariñoso y guapo". Además, no tuvo problema en afirmar que "tengo un problema con el sol porque nunca me veo morena. Me dicen que, si soy tanoréxica, y puede ser...", comentó. Y añadió entre risas que "me habría gustado haber nacido mulata, y voy en camino".

Por su parte, Tino presumió de ser "un caballero español, de los poquitos que quedan. Eso significa saber estar en todo momento, mantener las circunstancias, tener las ideas claras, ser educado, correcto y galán", señaló.

Pero al verle entrar, la cara de la enfermera cambió por completo y no supo disimular su disgusto: "Cuando he visto al chico no me ha gustado, y como soy muy sincera, se me ha notado muchísimo. Lo he visto delgadito y poquita cosa, a lo mejor por dentro es una gran persona, pero me he fijado en eso y ahí me he quedado", reconoció.

Tras un silencio incómodo mientras Matías el barman le servía la bebida al madrileño, Carlos Sobera llegó para intentar romper el hielo entre ambos, pero no lo consiguió. "¿Estáis incómodos?", les preguntó, y mientras Tino decía que no, Ana María admitió que sí, pero poniendo como excusa su postura en el taburete de la barra.

El presentador insistió: "No hablo de incomodidad física, hablo de otra cosa. ¿No estás a gusto?". Ella le contestó su cita no era lo que ella esperaba y que "me sabría muy mal estar incómoda todo el rato y hacérselo pasar mal a él".

"Vienes aquí a conocer a alquien y, lógicamente, lo primero que ves es un físico, pero luego tienes que ver como es. Si ella se siente incómoda, es tontería seguir. No merece la pena quebrarse porque tampoco es mi estereotipo de persona, pero por lo menos que te den la oportunidad de que te conozcan. Creo que lo correcto habría sido cenar y que tuviera la oportunidad de conocerme", comentó el empresario.

Pero ya no había nada que hacer, y sin apenas cinco minutos de conversación, la cita entre ambos se acabó, eso sí, Sobera les invitó a que volvieran a First dates en busca del amor "en otra ocasión y con otras parejas".