Presidenta del Consejo General de la Abogacía, Victoria Ortega; y presidente del CIS, José Féix Tezanos
Presidenta del Consejo General de la Abogacía, Victoria Ortega; y presidente del CIS, José Féix Tezanos UIMP - Archivo

La presidenta del Consejo General de la Abogacía Española, Victoria Ortega Benito, ha asegurado que "es justo decir" que "no se avanza" en materia de legislación de violencia de género pese a que se registran "cifras alarmantes" y que existe una "preocupación y ocupación" por parte de los juristas en torno a la cuestión.

"Conocer la realidad y dar la espalda a los problemas no nos lleva a ninguna parte", ha criticado Ortega durante su intervención en el curso 'La justicia tiene solución' que se celebra a lo largo de esta semana en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP). La presidenta ha lamentado también que en ocasiones, "aún teniendo datos", "no se reaccione a tiempo" o no se haga "de una forma indicada".

Ortega se ha referido también a un estudio publicado en 2017 sobre igualdad de género en la esfera de la abogacía para aseverar que la "desigualdad la percibe quien la padece" debido a que la opinión entre "compañeros y compañeras" era "absolutamente distinta".

En cuanto a los indicadores sobre la percepción de la justicia revelados en diversos estudios, como el Observatorio de Justicia Gratuita o el Barómetro interno de la Abogacía Española, ha destacado la diferencia en opiniones entre aquellos que utilizan los servicios y los que no.

En concreto, ha revelado que el 85% de los usuarios que empleaban el Observatorio de tenían una opinión "favorable o muy favorable" del sistema, mientras que la opinión que tenían el conjunto de los ciudadanos sobre la justicia en su conjunto era "baja y negativa".

A su juicio, esto se debe a que en la actualidad asistimos a una "crisis de credibilidad" en las instituciones que ha producido una "desafección de la ciudadanía en las instituciones". Para Ortega, esta crisis viene de la sensación que tienen los ciudadanos de que "no se está actuando de conformidad con lo que les interesa".

Entre los principales "déficits" que los ciudadanos perciben que tiene la justicia destacan la "accesibilidad" y el "tratamiento de la independencia". Para este último caso, Ortega ha señalado que es necesario contar con una justicia "preparada" y "absolutamente competente".

Asimismo, ha reconocido que se ha producido un "cierto fracaso" de los mecanismos alternativos de solución de conflictos. "Hay que ver lo que nos está costando la mediación y no será que no nos hemos dedicado a ello", ha criticado. Ortega se ha referido de esta manera también al arbitraje y ha lamentado que "menos en la parte internacional" en la que sí existe "efectividad", "el resto no acaba de cuajar".

Sobre la opinión pública que, a su juicio, "nadie discute" que esté vinculada a las nuevas tecnologías y la era de la información, ha calificado como "fundamental" la existencia de un "equilibro" que, si bien es "complicado", debe darse entre el derecho al honor, la imagen, la intimidad con, a su vez, la libertad de expresión e información.

En este sentido, ha señalado que "en la época de la posverdad", la "tensión" entre estos dos tipos de derecho "se acrecienta más" cuando se trata de "circunstancias de carga emocional enorme" como los casos de violaciones o de 'La Manada'. Además, a su juicio existe una "dificultad añadida" a estos casos puesto que no existe una "jurisprudencia clara" a este efecto.

Ortega también ha criticado que en estos casos los medios de comunicación "se cuidan muy poco" de utilizar expresiones como "violador" o "presunto" en las noticias y ha calificado de "absolutamente imprescindible" que "se entienda" y "se utilice" la presunción de inocencia, tal y como está prevista constitucionalmente.

Así, ha recordado que en un Estado de derecho como el de España "los que juzgan y condenan son los tribunales" y "no los demás" pero que, con una sociedad que en la actualidad es "altamente tecnológica", la posibilidad de la difusión de datos es "tremenda".

CONSEJO DEL PODER JUDICIAL COMO FOCO DE PROBLEMAS

Por otro lado, Ortega ha apuntado al Consejo General del Poder Judicial como el lugar de "donde vienen todos los problemas sin solucionar" y se ha referido a las distintas reformas integradas en el mismo que "no han cuajado" y que "necesitan solución mediante consenso".

A este respecto se ha referido también el portavoz de Jueces y Juezas para la Democracia, Ignacio González Vega, quien ha asegurado que existe una "paradoja" entre "el protagonismo mediático" que tiene el Consejo frente al grado de ciudadanos que conocen sus funciones.

Así, ha lamentado que, "25 años después de su entrada en funcionamiento", el 72% de los españoles "no tenían una idea sobre las funciones del Consejo" y además, su valoración "era muy crítica". En concreto, el 83% denunciaba la falta de transparencia y el 80% la falta de independencia respecto a los partidos políticos.

Según González, "15 años después", "la situación no ha cambiado nada" y la percepción de la independencia de los órganos judiciales en España está "a la cola" de Europa frente a países como Dinamarca que no cuentan con un órgano así.

A su juicio, "la existencia del poder judicial es un factor que perturba la independencia" que los ciudadanos ponen en duda por motivos como la "interferencia y presiones del Gobierno y los políticos", así como por "presiones de intereses económicos".

A nivel interno según González, sólo uno de cada cuatro jueces considera que el Consejo dispone de los mecanismos necesarios para defender la independencia "de forma efectiva". "El problema es de organización y de eficacia", ha lamentado al tiempo que ha denunciado que "todos los gobiernos han tenido más interés en controlar la justicia" que en "dotarla de medios suficientes para que pueda funcionar mejor".

Pese a ello, González ha destacado que el conjunto de la sociedad española percibe a sus jueces como "preparados" e "independientes pese a las presiones", así como "imparciales" y "honestos" mientras que las "quejas" principales pasaba por la "lentitud" del sistema y el "escaso grado de accesibilidad".

LA CARRERA JUDICIAL "SE HA FEMINIZADO"

Por otro lado, el portavoz de Jueces para la Democracia, ha asegurado que la carrera judicial en España "se ha feminizado" y que hay un "progresivo pero intenso acceso de las mujeres a la función judicial". "En el año 84 las mujeres eran un 11% y ahora mismo son un 51,48%. Hoy, 47 años después del primer ingreso de una mujer en la carrera judicial, el 65,73% de las personas menores de 41 años son mujeres", ha precisado.

"Ahora bien, se produce la paradoja de que siendo la mayoría de la carrera judicial, en la cúpula judicial son la minoría", ha subrayado el portavoz, al tiempo que ha señalado que en la Sala Civil del Tribunal Supremo "solo hay una mujer", en la Sala Penal hay tres y, de los 17 Tribunales Superiores de Justicia que hay en España "solo uno, el de Valencia, está presidido por una mujer", ha criticado.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.