Palacio de Justicia de la Audiencia Provincial de Sevilla
Palacio de Justicia de la Audiencia Provincial de Sevilla EUROPA PRESS - Archivo

Según han informado fuentes del caso a Europa Press, tras la declaración del acusado y la intervención de los peritos, que han ratificado sus informes con respecto a las lesiones sufridas por la entonces menor en las supuestas agresiones así como que la joven sufre una discapacidad del 53 por ciento en su desarrollo madurativo, las partes personadas -defensa, Fiscalía y acusación particular- han expuesto sus conclusiones.

En sus conclusiones, la Fiscalía ha expuesto que, desde mediados de 2011 hasta mayo de 2012, el acusado agredió sexualmente a su hija, aprovechándose de su discapacidad y su minoría de edad, en varias ocasiones, por lo que pide una pena de doce años de prisión por un delito continuado de agresión sexual con acceso carnal a un menor de 16 años, tipificado en el artículo 183.1 y 183.3 del Código Penal, en el que concurre la circunstancia agravante de parentesco.

Igualmente, el Ministerio Fiscal le reclama que se le imponga la prohibición de comunicarse con la víctima por un periodo de ocho años así como de acercarse a ésta a menos de 300 metros por un periodo de diez años.

Asimismo, Fiscalía solicita que, una vez que cumpla la pena de cárcel, se le aplique un periodo de libertad vigilada durante siete años, que podrá cumplirse, de manera subsidiaria, con el uso de una pulsera de control telemático o con el cumplimiento de la medida de no aproximarse a menos de 300 metros de su hija. Además, pide que indemnice a la víctima con la cantidad de 20.000 euros.

Por su parte, la acusación particular, que ejerce la víctima a través de un letrado del turno de oficio, se ha adherido a las conclusiones así como a las peticiones del Ministerio Público.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.